superconfidencial

Necesito un médico

1. Por higiene mental, no leeré ni una sola noticia de futuros pactos de Gobierno y sólo me fijaré en ellos el último día, cuando todo esté cerrado. A mí no me toman el pelo estos tipos con sus tiras y aflojas, sus quiero y no puedo y sus medias verdades. Yo llevo en esto desde hace 45 años y ya tengo el culo como un papel de lija. Así que no me vengan ahora a vender la moto durante dos meses los de la coleta, el moño, el acné y todos los demás. No hagan que necesite un médico, un psiquiatra, para que temple mis nervios porque esto no hay quien lo aguante. Han convertido a España en un país ingobernable y todavía unos cuantos insensatos se alegran de que el bipartidismo, que era el que soportaba el país, se haya ido a hacer puñetas.

2. No vean ustedes lo que me cuesta escribir de esto, cuando ya empiezan unos y otros con sus disparates, con sus cruces de ideas atormentadas, con sus peleas cara a la galería y con sus conversaciones secretas. Estoy harto. La política se ha convertido en algo inaguantable mientras el país se muere de asco. Además, con el alza de Podemos, España se convierte en un país de horteras. Echen un vistazo a los líderes de este partido. Parecen los descamisados de Perón en versión de Zara. Esto no hay quien lo aguante y yo tengo ganas de que me toque la lotería para mandarme a mudar de aquí para siempre. Me voy a Andorra, a ver si trinco algo de los Pujol, que por cierto están todos en la calle. Se ve que la cárcel no es para ellos. A ver si ahora los jueces espabilan, con Rosell como ministra de Justicia (que Dios nos coja confesados).

3. Pero tenemos lo que nos merecemos, ni más ni menos. Conste que escribo sin motivación porque veo el panorama tal difícil que me entran ganas de huir a donde sea, antes de que vengan a buscarme para darme terapia de grupo en un centro cualquiera de la izquierdona abominable. No sé, será todo merecido a causa de nuestra torpeza. Y todavía unos cuantos, digo, se alegran de que el bipartidismo se haya ido a hacer puñetas. Animalitos. No tienen puta idea, compañeros.

achaves@radioranilla.com