IBEROSTAR TENERIFE

O’Leary resalta la actitud del equipo

El jugador, durante su comparecencia de ayer ante los medios de comunicación. / DA
El jugador, durante su comparecencia de ayer ante los medios de comunicación. / DA

Ian O’Leary, jugador del Iberostar Tenerife, consideró clave que su equipo juegue “con la misma actitud” que el pasado domingo en Vitoria porque, de esa forma, pueden “ganar” a cualquier oponente.

“Si jugamos como nosotros sabemos jugar y con la actitud del otro día, somos un equipo capaz de ganarle a cualquier equipo. Ganar en Vitoria jugando tan bien como lo hicimos puede ser un poco sorprendente. Estamos en un muy buen momento y la idea es seguir creciendo”, matizó el jugador nacido en California. O’Leary indicó que el estado de ánimo dentro del vestuario aurinegro es “bueno”, aunque admitió que no siempre ha sido así: “Estamos bastante bien. El equipo estaba un poco bajo después de la derrota en casa contra Manresa, pero hicimos una gran semana de entrenamientos y conseguimos una gran victoria fuera. Ahora debemos agarrarnos a este momento y seguir trabajando para ganar partidos, que es lo realmente importante”.

Mejor a domicilio
Cuestionado por los dos encuentros que ahora le llegan de manera consecutiva al Iberostar en casa, O’Leary recalcó que resulta “extraño” que su equipo esté ganando encuentros a domicilio y no en su feudo, pero no supo encontrar una explicación clara a ello: “Puede ser cuestión de nervios o presión por conseguir la victoria como local. Estamos en un buen momento y estamos intentando construir una base, ahora es el momento de ganar al Zaragoza. El rival es un gran equipo aunque haya tenido un mal inicio de temporada, pero es un equipo para respetar y para jugar muy duro y con mucha intensidad”.

En el plano personal, el jugador de origen irlandés se mostró sincero al reconocer “altibajos” en su rendimiento, algo que le pasa a “todos los jugadores”, pero apostó por llegar a ser un jugador más importante de lo mostrado hasta el momento: “Como todos los jugadores, he tenido altibajos y mis días buenos y mis días malos. Creo que puedo aportar todavía incluso mucho más y siempre intento ser positivo. Mi mejor faceta como jugador está por llegar porque siempre se puede ser mejor”.