METEOROLOGÍA

Una Navidad cubierta de calima

FOTO ANDRÉS GUTIÉRREZ FOTO ANDRÉS GUTIÉRREZ
<
>
FOTO ANDRÉS GUTIÉRREZ

Navidad con calima. La arena que los vientos del este traen a Canarias habitualmente se hicieron particularmente presentes en la festividad de ayer con una de las capas más densas del año, para pesar de tantos alérgicos y, en general, afectados por problemas respiratorios, a los que este fenómeno meteorológico constituye una pesadilla que, explican los especialistas, suele traducirse en más ingresos hospitalarios al pasar de unos días.

Desde la zona metropolitana hasta los límites de la comarca de Acentejo y toda la franja este de la Isla sufrieron ayer, al igual que las tres islas de la provincia oriental, una calima que, si bien es muy común en este Archipiélago (se estima que se produce unos 300 días al año) solo produce sus efectos cuando es de tal intensidad que incluso difumina la luz solar, tal y como pasó ayer. También el oeste de la Isla sufrió este incómodo fenómeno aunque en menor medida.

Ya la Agencia Española de Meteorología (Aemet) emitió un aviso de riesgo por polvo en suspensión para Tenerife y Gran Canaria, pronosticando un grado de visibilidad de unos 3.000 metros que, básicamente, se ha cumplido. Los especialistas también apuntan que la calima continuará a este nivel hasta el mediodía de hoy, con mayor incidencia en la zona metropolitana y el norte de la Isla.

Curiosamente, no será la arena sahariana la única protagonista este sábado del clima en las Islas, ya que la Aemet también avisa del riesgo por vientos en las dos islas capitalinas y en La Palma.

CALIMA CANARIAS DIC 2015

Rachas en Anaga

Con respecto a Tenerife, ese viento fuerte afectará a medianías y zonas altas de la vertiente norte, principalmente de la zona de Anaga, sin descartar que alcance zonas costeras. Se estima que las ráfagas alcanzarán mayor fuerza a la medianoche y el aviso se extiende hasta las seis de la tarde para -otra vez- el área metropolitana y el Norte, y hasta el mediodía por lo que respecta al resto de la Isla Picuda. Las rachas máximas se calculan de unos 75 kilómetros por hora.

En cuanto a La Palma, el aviso por viento señala como zonas de riesgo a medianías y zonas altas de la vertiente norte, sin descartar que alcance zonas costeras de dicha vertiente. Se espera fundamentalmente que afecte tanto a la vertiente este como a la oeste de la Isla Bonita desde ya iniciada a la madrugada hasta las seis de la tarde. La mayor intensidad se prevé de 70 kilómetros por hora.

Por último, apuntar que Gran Canaria vivirá condiciones similares a las tinerfeñas.