PUERTO DE LA CRUZ

Pamarsa volverá a hacerse cargo de los bares de Costa de Martiánez

Marco González (PSOE) y Ángel Montañés (PP) protagonizaron una acalorada discusión. / FRAN PALLERO
Marco González (PSOE) y Ángel Montañés (PP) protagonizaron una acalorada discusión. / FRAN PALLERO

La empresa pública Pamarsa volverá a hacerse cargo de los bares y restaurantes del Complejo Municipal Costa de Martiánez, en Puerto de la Cruz. No obstante, lo hará de manera provisional hasta que se resuelvan determinadas cuestiones, como la renovación del canon de explotación de Costas. Para ello, el actual concesionario, la empresa Ocio Costa Martiánez, debe proceder a la entrega y devolución material a Pamarsa de los bienes, instalaciones y servicios concedidos, firmando la correspondiente acta de reversión. La fecha fijada para hacerlo es el 11 de enero de 2016, a las 11.00 horas.

Respecto al personal, unos 30 trabajadores del servicio de restauración, también será subrogado por la empresa municipal a partir de la firma del acta de reversión por parte del alcalde, Lope Afonso, y la entrega, por parte de la empresa, de los elementos patrimoniales necesarios para prestar el servicio. Así lo resolvió la Junta de Gobierno Local y se trasladó ayer al último pleno municipal de este año, tras una iniciativa de la Asamblea Ciudadana Portuense (ACP) que conllevó a que se solicitara un informe del Consejo Consultivo, recordó el concejal de Concesiones Administrativas, Ángel Montañés. Sin embargo, tanto la ACP como los socialistas se abstuvieron en este punto.

Pese al espíritu navideño y a los continuos augurios de felicidad de unos y otros, el asunto no estuvo exento de polémica. El portavoz del PSOE, Marco González, indicó que el anterior responsable del área era el alcalde, a quien le recriminó “estar recogiendo el peor fruto de su cosecha” por no haber hecho caso a las propuestas de la oposición, como la creación de una comisión de investigación para las concesiones administrativas.

“Es un nuevo escándalo de las concesiones y no va a ser el último”, sostuvo, al tiempo que le espetó al mandatario que debido a ello el Ayuntamiento se perdió de ingresar casi un millón de euros en los últimos tres años.

Con este reproche también coincidió el portavoz de la ACP, David Hernández. Este último temió que esta deuda no se vaya a cobrar y justificó el voto de su grupo en varias cuestiones que refleja el informe: que el impago de un mes de canon es una falta muy grave y hubo tres, de enero a diciembre de 2013, 2014 y 2015; que en el proceso de resolución de la concesión se perdonan el canon de los dos primeros trimestres atendiendo a un informe que no está resuelto; los diez despidos que se iniciaron en abril de este este año y se sucedieron hasta diciembre, uno de ellos con una sentencia que declara su nulidad; y que no se haya interpuesto ningún expediente sancionador al concesionario pese a todos los incumplimientos que justifican el rescate.

Una auténtica “chapuza”
Por todo ello, señaló Hernández, esta gestión “ha sido una auténtica chapuza” y solicitó al alcalde que pidiera disculpas. Ángel Montañés explicó que “si hubiera sido tan fácil” resolver la concesión el Gobierno local lo hubiese hecho “mucho antes”, pero el procedimiento no es tan sencillo y subrayó que las concesiones administrativas “se están llevando como se tienen que llevar”. Por su parte, el alcalde aseguró que cuando se liquide la concesión el importe pendiente de cobrar se incorporará al expediente. También le respondió a la Asamblea al decir que el canon se dejó de abonar porque había informes que lo justificaban. “No tenemos nada que ocultar, esta gestión es totalmente transparente. Siempre hemos intentado actuar en base al interés de la concesión, los trabajadores y el Ayuntamiento”. Por último, dejó claro que no está exento de equivocarse y que se disculpará si es necesario, tal y como lo ha hecho en otras ocasiones.

Otros asuntos

-Auditoría de gestión. La auditoría se toma en consideración en base al presupuesto de 2014. Según explicó la concejal de Hacienda, Sandra Rodríguez, tras recibir la propuesta de resolución de la Consejería de Presidencia, el Ayuntamiento portuense cumple con los indicadores financieros de ahorro neto y remanente de tesorería. El endeudamiento no ha seguido la misma suerte porque el Consistorio se acogió al Segundo Plan de Pago a Proveedores, mientras que el esfuerzo fiscal y la gestión recaudatoria están por encima de la media. En términos generales, “se mantiene la línea de 2013 mejorando ligeramente”, precisó la edil.

-Pacto de gobierno. La ACP presentó una propuesta para instar a PP y CC que publicaran acuerdo de gobierno para este mandato pero fue rechazada por ambos grupos. Lope Afonso insistió en la voluntad de ambos partidos de hacer público el documento pacto y se comprometió a hacerlo en el plazo de un mes. “Hasta ahora no se hizo por el tiempo político”, declaró. Su afirmación no dejó satisfecha al concejal de la ACP, Jonás González, quien pidió que explicara su significado. En concreto, si se refería al expediente de los cuatro concejales de CC, que desobedecieron las órdenes de los responsables del partido de apoyar al PSOE. “Está claro, ese es el tiempo político”, se limitó a decir la primer teniente de alcalde, Sandra Rodríguez.