ILDEFONSO SOCORRO

“Para salir al exterior, primero hay que ser competitivo aquí”

Ildefonso Socorro
Ildefonso Socorro, viceconsejero regional de Economía y Asuntos Económicos con la Unión Europea. / FRAN PALLERO

Esta semana se celebró en Las Palmas el I Foro Internacional de Canarias, un encuentro que tiene el objetivo de poner en común los retos y oportunidades que ofrece la internacionalización canaria. Una hoja de ruta que se ha marcado el Gobierno para que las empresas del Archipiélago den el salto al mercado exterior y, al mismo tiempo, atraer inversiones a las Islas. Pero para ello, primero hay que ser competitivos en el mercado local.

-El Gobierno ha ampliado su presupuesto un 26% para reforzar las actuaciones de las empresas en el exterior ¿cómo van a ser estas líneas de trabajo?

“El Gobierno presentó el año pasado una comunicación explicando su estrategia de internacionalización basada en tres áreas: en el salto de la empresa canaria al exterior, en la atracción de las inversiones y en lo que llamamos capacitación para la internacionalización, es decir, en formar jóvenes en este área y darles la oportunidad de salir fuera a través de becas. Lo que estamos haciendo ahora, y en lo que nos vamos a centrar, es en potenciar estas tres áreas. Tenemos un programa que es el Canarias aporta en el que las empresas que tengan un proyecto de internacionalización nos presentan un plan; lo analizamos, y si vemos que tiene viabilidad lo subvencionamos con un 50% (el otro 50% lo aporta el empresario) y después le hacemos un seguimiento”.

-¿Hacia qué países se enfoca la campaña de internacionalización?

“Es en función de la empresa que presenta el proyecto. Cualquier mercado exterior es elegible, incluso, la Península”.

-¿La Península?

“Sí, porque vale cualquier mercado exterior al canario. Pero es verdad que, tradicionalmente, donde acude la empresa canaria es a Europa y después a África y América Latina, aunque en los últimos años ha bajado el peso de Europa por el de Latinoamérica”.

-¿Y eso?

“Bueno, llevamos mucho tiempo mirando hacia Europa porque es el mercado fundamental de las exportaciones del sector primario, pero aún así, cada vez se mira más a África y América Latina”.

-¿Cómo es el proceso de salida al exterior de una empresa?

“Este proceso nunca debe entenderse como un sustituto de una situación de crisis del mercado local, sino como un paso más para una empresa que ya es competitiva aquí porque para tener éxito en el exterior primero tienes que ser competitivo y productivo en el mercado interior. Las líneas con las que trabajamos en la Consejería van esta línea: reforzar la competitividad y la productividad en el mercado local y, por otra parte, internacionalizarse”.

-Sí, pero esto es complicado, dado que en Canarias el mercado es de pymes.

“Exacto. Éste es un campo en el que tenemos que trabajar mucho. Pero siendo realistas, Canarias tiene un límite, porque tenemos que reconocer que somos una región de pymes, que no tenemos un gran tejido industrial como sí tienen otras regiones de España, ni tampoco volumen. Esto es un límite, es verdad, pero entonces entra en juego la segunda pata de todo este proyecto, que es la atracción de inversión”.

-La plataforma logística entre África, América y Europa…

Si, con todo lo que tiene que ver con vender nuestros incentivos fiscales, la industria cinematográfica, las energías renovables, los servicios, como la sanidad; y el hub como centro logístico con vistas a la expansión a África. Se trata de vender todo lo que sea atractivo, porque, al final, lo que vendemos es el paquete Canarias y, si conseguimos que vengan, como la última misión americana que vino hace un par de semanas, cada isla le podrá vender su peculiaridad”.

-¿Y en cuánto a la capacitación para la internacionalización?

“Esto se trata de dar becas para que los chicos trabajen en oficinas comerciales en el exterior. Es un salto cualitativo importante porque daremos como 30 ó 35 becas, y 6 ó 7 en organismos multinacionales, como el Banco Mundial. El índice de empleabilidad de estos chicos es muy alta, por encima del 90%, es decir, que 9 de cada 10 encuentran trabajo. Genera una bolsa de gente con un alto nivel de cualificación que tienen un empleo en empresas clave en el exterior”.

-Pero esto se ve a largo plazo…

“Si, es un trabajo ingrato porque no es inmediato, pero creemos firmemente en que la internacionalización es la única gran alternativa que tenemos frente a la fuerte especialización del sector turístico. Lo que buscamos es el equilibrio entre compensar tu desventaja y potenciar tus ventajas comparativas y una de ellas es el territorio. ¿Qué vendemos nosotros para atraer inversiones?”.

-Nuestra situación geográfica.

“Exacto. Además de los incentivos fiscales se trata de dónde estamos. La internacionalización es algo que a penas se mencionaba hace unos años y ahora está en el discurso de todos, y es una de las prioridades de este Gobierno”.

-Todo esto está muy bien, pero si una empresa viene a Canarias y tiene que pasarse un año entre papeles… termina cansándose.

“Bueno, igual que tenemos ventajas también tenemos desventajas. Mire, cuando sales fuera la primera desventaja que tienes es que, por ejemplo en Estados Unidos, no saben ni donde estamos. Cuando nos señalan en el mapa, la siguiente pregunta es si eres un país independiente, si somos blancos, negros, cristianos o musulmanes. Cuando le explicas que se trata de un territorio europeo, te encuentras con el siguiente inconveniente que es hacer un planteamiento regional, porque si tratas de explicar que son siete islas con un gobierno insular cada una, les cuesta entender este lío. Por eso es tan importante acudir al exterior vendiendo Canarias como un todo. En cuanto a lo que dice de la burocracia, no es un problema exclusivo de Canarias, es un problema global y que, como bien dice, tendremos que solucionar porque es una preocupación constante de los inversores exteriores”.