política

Sánchez anuncia que intentará que haya un Gobierno de cambio

Foto EP
Foto EP

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha anunciado este miércoles que su partido explorará “todas las posibilidades” para que haya “un Gobierno de cambio” en España tras las elecciones generales celebradas este domingo y ha reiterado al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, que los socialistas no apoyarán “la continuidad” del PP en el Ejecutivo.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, anunció ayer que su partido explorará “todas las posibilidades” para que haya “un Gobierno de cambio” en España tras las elecciones generales del pasado domingo, y reiteró al presidente en funciones, Mariano Rajoy, que los socialistas no apoyarán que el PP continúe al frente del Ejecutivo. “Lo puedo decir más alto pero no más claro”, enfatizó durante una comparecencia en la sede del PSOE después de mantener una reunión de alrededor de 45 minutos con Rajoy en el palacio de la Moncloa. “El PSOE no va a apoyar la continuidad ni de Rajoy ni del PP al frente del Gobierno de España”, recalcó. Y recordó que esto es lo que dictaminó el lunes su ejecutiva federal.

El líder socialista remarcó que las posibilidades de acuerdo con los populares son “nulas”, como así se lo hizo saber a Rajoy. En todo caso, expuso que trabajará para que no se tengan que repetir las elecciones: “Me parece importante subrayar a todas las fuerzas políticas que han dicho que estarían encantadas de repetir las elecciones que no vamos a aceptar esa hipótesis, que es la última de las opciones”. Por ello, resaltó que el PSOE va a explorar “todas las posibilidades para que haya un Gobierno de cambio que dé estabilidad al país”, punto que aprovechó para llamar a todos los partidos a “anteponer el interés general y no intereses partidistas”. El dirigente del PSOE trasladó a Rajoy que su partido quiere “dar mandato y cumplimiento” al voto de los españoles, que dijeron que “querían cambiar al Gobierno de España” y tener un Ejecutivo “progresista” presidido por “el diálogo que estos últimos cuatro años ha faltado”. “El PSOE es la alternativa al PP”, acotó. “El mandato claro es un no rotundo” al PP, a Rajoy, a sus políticas y a su forma de hacer política de “solo frente a todos”, incidió. Pedro Sánchez planteó a Rajoy que sería “razonable” que quien presidiera el Congreso en este nuevo tiempo que se abre sea el PSOE. De hecho, su partido va a negociar con el resto de fuerzas parlamentarias para eso.

En tales circunstancias, Mariano Rajoy no realizó ninguna oferta a Pedro Sánchez. El saludo, con frialdad y gesto serio, anticipó cómo iba a transcurrir la entrevista, la primera tras los resultados de las generales. El jefe del Ejecutivo ha iniciado conversaciones para intentar ser investido. El lunes se verá con Albert Rivera, de Ciudadanos, y Pablo Iglesias, de Podemos.

Estos días, Rajoy ha exteriorizado su voluntad de intentar formar un Ejecutivo y que, con ese objetivo, iba a abordar el “diálogo con generosidad”, “amplitud de miras y con la vista puesta en el interés general”.

Desde el PP, el vicesecretario de Organización, Fernando Martínez Maíllo, informó de que seguirán dialogando con el PSOE. En la sede del partido, reafirmó el propósito de buscar la estabilidad y reiteró que el objetivo es la configuración de un Gabinete liderado por el PP, el partido que “claramente” ha ganado los comicios. “Que lean bien los resultados”, recomendó a quienes defienden que los españoles votaron por un cambio en el poder.

Maíllo reconoció que la negativa de Pedro Sánchez “no es una actitud inicial muy positiva”, pero precisó que se trata aún de “un primer contacto” y que el PP no renuncia a continuar hablando.