soliloquio

Politilitele-huecachow

Cada día me carga más la partidocracia, la teleatonta y la nubevirtual; a este nuevo mundo basado en el internet de la vida y de las cosas les une; la banalidad, la mentira y la dejadez que nos invade. Tras quince días de soportar la anunciación del debate total, a todas horas nos ponían el rollo del combate a cuatro, el show moderado por los árbitros mediáticos: Ana Pastor y Vicente Vallés, ha sido tanto la pejiguera que parecían vivir en casa. El discreto, ella menos, tomó partido o hizo política dando y quitando palabras por lo de las curiosas alusiones.

Esto de dar la palabra por alusiones, forma parte de la liturgia asamblearia. Un truco que según quien da la baraja, o sea, quien dirige la mesa del casino, preside la asamblea o modera el debate puede romper o tergiversar el sentido del encuentro. El mass media al uso en la política española, la comunicación de masas, televisión, radio o prensa tras la transformación de los últimos doce años, no solo tecnológica sino mercantil, que afecta también a los medios europeos ha sido enorme; hoy en día la influencia de los medios en la opinión pública es trascendente.

Hete aquí, que si la partidocracia en la que se ha transformado la democracia en España ha sustentado el negocio de un sinfín de golfos y calandracas ¿Cómo no se va a trasformar la comunicación tras observar cómo se mueve el dinero a su paso por el poder que resulta de las urnas llenas con un montón de ideas, confianzas y sueños escritos en sus votos con forma de papeletas y fundados en los textos de los programas de los partidos políticos que antes de cerrarse los recuentos ya están en las papeleras o pinchados en las vergas que ayudan a hacer junto a la placa turca del retrete del alivio. Tan absurda y perversa me resulta esta nueva forma de hacer política a través de todo tipo de telebasura, con la sola disculpa de parecer gente normal, evitando parecer seres de otro planeta, marcianos o marianos es lo que son a fuerza de evitar la realidad de todas las mañanas. Hay excepciones, son las más, pero les pasa como a los árboles que no hacen ruido al crecer. Tras el pobre debate de atresmedia, un montaje demasiado pendiente de sí mismo y de su audiencia -en términos de bulto- que de propiciar un choque de ideas y propuestas que nos aliviaran el día 8, al que no se invitó por las cosas del marketing a partidos con presencia en el parlamento. No fue así, ella vendiendo y tapando medias verdades, los otros tres como si estuvieran en el rodaje de la película de su vida. Nada.

Miguel Delibes: “Para el que no tiene nada, la política es una tentación comprensible, porque es una manera de vivir con bastante facilidad”.
o…
Una gran democracia debe progresar o pronto dejará de ser o grande o democracia, lo dijo Teodoro Roosevelt