ECONOMÍA

Porque la actitud sí multiplica al buscar trabajo

Imagen de varios de los participantes en el programa Lanzadera de Tenerife. / SERGIO MÉNDEZ
Imagen de varios de los participantes en el programa Lanzadera de Tenerife. / SERGIO MÉNDEZ

Son jóvenes. Sobradamente preparados y con unas ganas inmensas de trabajar. La actual situación del mercado laboral hace que su estado ahora mismo sea el de desempleado, pero gracias al programa Lanzadera han conseguido sentirse activos y, lo más importante, estar visibles. Pero, ¿qué es la Lanzadera? Se trata de una herramienta de fomento del empleo que cambia el enfoque de las políticas de inserción laboral desarrolladas hasta el momento. Su promotor, el arquitecto y dibujante José María Pérez Peridis, también presidente de la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, las concibe como un programa de innovación social con las personas paradas que plantea una nueva filosofía ante el desempleo.

Tradicionalmente, las personas sin empleo han tenido un comportamiento pasivo. Las Lanzaderas buscan, precisamente, lo contrario; un enfoque proactivo y más optimista, es decir, “abandonar la desgana o la desilusión y que descubra todas aquellas habilidades que tiene para ayudar a los además”, explica Santiago Caraballo, actualmente uno de los participantes de la Lanzadera de Tenerife.

“La Lanzadera no es un curso, como los que se hacen en el Servicio Canario de Empleo (SCE). Es un programa para parados donde los propios desempleados, que acuden de forma voluntaria, activa y sin recibir remuneración alguna, son los auténticos protagonistas de su cambio personal y profesional. En el programa no hay alumnos, hay participantes; y no hay profesores sino un coordinador que nos guía u orienta”.

En Tenerife este programa, que se realiza en colaboración con el Cabildo Insular de Tenerife y Telefónica Fundación, comenzó el pasado 31 de agosto y finalizará el próximo 15 de enero. Actualmente han pasado por la Lanzadera 17 participantes de los cuales, cuatro se encuentran ya trabajando.

Sara Hernández, que es especialista en marketing y forma parte de este programa, lo define como un “equipo multidisplinar de profesionales que buscan empleo con espíritu dinámico, comprometido y solidario; organizándonos como una empresa, reforzamos nuestras competencias. En definitiva, nuestro objetivo es hacernos visibles en el mercado laboral con el fin de encontrar un trabajo para todos”.

Para ello, concretamente en Tenerife, la Lanzadera ha trabajado en la creación de los logos, camisetas, así como en su presencia en redes sociales e internet. Han trabajado con la Cámara de Comercio en el desarrollo del acto del mejor empresario del año, así como en la organización del desayuno solidario con voluntarios de Telefónica. También han tenido una buena presencia en Expoempleo.

Una inserción laboral del 70%

Periodista, logopeda, trabajadora social, criminólogo, informático, pedagoga o diseñadora gráfica son algunas de las profesiones que se pueden encontrar en la Lanzadera de Tenerife, que bajo el lema: Aquí está el empleado que estás buscando, pretende hacerse visible en el mercado laboral. Los 17 participantes de este programa no han parado de moverse desde entonces y esto ha servido, según cuentan, como trampolín al mercado laboral. “Los currículums ya no tienen la validez de antes”, dicen. Si hay algo que estos jóvenes tienen claro es que “la actitud a la hora de buscar un puesto de trabajo es lo que más cuenta” y, por ello, creen que este programa es muy válido porque “entre todos ponemos sobre la mesa nuestras competencias y actitudes para conseguir un fin común: conseguir empleo. Desde luego, haciendo cursos del SCE no creo que consigamos demasiado”.

Las cinco primeras lanzaderas de empleo comenzaron a funcionar en el año 2013 en Palencia y en cuatro municipios de Cantabria. Los buenos resultados obtenidos por dichas lanzaderas facilitaron la extensión del modelo a lo largo de todo 2014. De hecho, durante el año pasado y 2015 se ha producido una gran extensión del programa gracias a la colaboración y la creencia en el mismo de administraciones públicas, empresas y entidades privadas, entre las que destacan Telefónica, Fundación Barclays o la Obra Social de La Caixa. En la actualidad hay más de 30 funcionando en todo el país. Desde su puesta en marcha en 2013 se ha llegado a más de 2.800 desempleados, logrando un índice de inserción laboral del 70%.