güímar

El presupuesto de 2016 crece el 6%, pero no habrá grandes inversiones

Javier Mederos, a la derecha, fue el encargado de dar cuenta de los detalles del presupuesto. | NORCHI
Javier Mederos, a la derecha, fue el encargado de dar cuenta de los detalles del presupuesto. | NORCHI

El Ayuntamiento de Güímar contará en 2016 con un presupuesto de 13.748.460,95 euros, después de ser aprobado ayer en un pleno extraordinario con los votos a favor del grupo de gobierno (PP-CC) y en contra de la oposición (PSOE-Sí se puede), unas cuentas que representan -asumido ya el desaparecido Patronato de Servicios Sociales- el 6,06% de incremento sobre el presupuesto actual, aprobado hace apenas dos meses.

Un presupuesto expansivo, pero que en realidad no lo es tanto, porque del mismo ya hay consignados 672.000 euros de gastos de ejercicios anteriores, como los destinados a la piscina municipal, saneamiento, ayudas al personal municipal, depuradora y pago de trámites judiciales, según reconoció el concejal de Hacienda, Javier Mederos.

El concejal delegado explicó que la desaparición del Patronato de Servicios Sociales, que pasa a una concejalía denominada Bienestar Social, no supondrá ninguna variación en la estructura de gastos, mientras se creará una concejalía específica para Agache que llevará el edil Juan Delgado, con una aportación inicial de 20.000 euros, algo que fue criticado por Airam Puerta, portavoz socialista, que pese a ser natural de esa zona, como le recordó el propio Delgado, manifestó que “ya en 1991 existía esa concejalía” y se ha demostrado que “no resulta conveniente descentralizar los servicios”. El socialista Pedro Damián, sin embargo, sí se mostró partidario de la concejalía en Agache, “como también en El Puertito o en Fátima”, manifestó. Javier Mederos, en la explicación del presupuesto, comentó que le hubiera gustado incluir los 183.000 euros que cuesta la iluminación del campo de fútbol de Tasagaya, “pero ahora no podemos disponer de dinero para ello, por lo que pondremos un generador para que al menos se puedan disputar los partidos oficiales”, aclaró ante una demanda que se mantiene desde la etapa de los socialistas en el Gobierno municipal. Mederos avanzó que esa instalación está a la espera de que el Cabildo de Tenerife la incluya en sus obras o del futuro reparto del IGTE, que servirá para que el Gobierno de Canaria, a través de los cabildos y ayuntamientos, “impulse el I+D+i, el empleo y las infraestructuras”, recordó el edil nacionalista, que se mostró convencido que “con estos 1.600 millones en 10 años, soy optimista sobre el futuro de la economía canaria y de la de Güímar”.

Airam Puerta, portavoz socialista, criticó “el parche que se va a hacer con la luz del Tasagaya” y calificó de “vergonzoso, con la que está cayendo, el dinero destinado a protocolo”. Puerta señalo que “con el ahorro de las luces de Navidad tendríamos inversión para fotovoltaicas”.

Lourdes Galindo, de Sí se puede, puso el énfasis en el aumento de las partidas en Fiestas, Obras y Alcaldía, mientras que “la luz y el agua no bajan y se aumentan las tasas a los ciudadanos, mientras crece el gasto que cuesta el grupo de gobierno”, afirmó. Galindo también adelantó, ante la sorpresa del plenario, una denuncia de la Oficina Antifraude de la Unión Europea, por “una subvención concedida al CIT”, mientras que en el reparto de la partida de Fiestas criticó que “haya dinero para la fiesta del gofio y no para Las Burras”. En este punto, el Gobierno aclaró que el dinero de la representación de Las Burras está incluido en los 19.000 euros destinados al Carnaval.

Javier Mederos desmintió a la portavoz de Sí se puede al afirmar que “las tasas municipales bajan el -0,4%” y que “las fiestas son siempre el eterno dilema, pero son necesarias porque las piden nuestros vecinos y porque son un reclamo para nuestro comercio, turismo y gastronomía”. En el presupuesto están consignados 77.000 euros para las fiestas de San Pedro y solo 7.000 para la Bajada de El Socorro. “Una cantidad que se incrementa”, afirmó Pedro Pérez, concejal del área, entre otros motivos porque “los planes de seguridad han aumentado”, reconociendo asimismo que “todo el mundo sabe que con 7.000 euros no se hacen las fiestas de El Socorro”.

El edil delegado de Hacienda reconoció las dificultades para contentar a todas las concejalías y, en este sentido, Juan Delgado, edil de Agricultura y ahora también de la comarca de Agache, no tuvo reparos en darle la razón al concejal socialista Pedro Damián sobre la escasa aportación presupuestaria al sector primario, que “es verdad que deberíamos realzar la agricultura, pero con 20.000 euros poco podemos realzar”, sentenció.

Un depósito con dinero, pero sin agua
El depósito de agua de El Puertito de Güímar volvió a salir a la palestra en el debate presupuestario, aunque el mismo cuenta con una partida de 1.078.000 euros desde 2012, recordó el socialista Airam Puerta, concejal de Urbanismo en aquel año. Javier Mederos, edil de Hacienda, calificó el asunto de “complejo”, porque “no podemos invertir pese a que ese dinero está en las arcas municipales”.
Francisco del Rosario, actual concejal de Urbanismo, trajo luz al asunto al recordar que “en la actualidad el uso del suelo no permite allí un depósito de agua, porque en el PGO ese suelo está destinado a un campo de atletismo que no se hará nunca”. “Habría que preguntarse -manifestó Del Rosario- quién dejó sobre la mesa la revisión del PGO cuando se tenían todos los informes favorables de Carreteras y el Consejo Insular de Aguas para hacerlo”, admitiendo que lleva “cuatro meses sin poder destrabar el expediente”, y aunque “hay buena predisposición con la Viceconsejería de Política Territorial, estaríamos hablando de cuatro o cinco años para poder disponer de un depósito que se proyectó hace cinco años”, comentó mientras se dirigía a su antecesor en el anterior Gobierno municipal: “Algunos deberían asumir responsabilidades políticas, no patrimoniales, por haber dejado ese asunto en el cajón, cuando todos los informes eran favorables”.
Airam Puerta respondió a Francisco del Rosario que “no era una cuestión de que el plan parcial se quedará en el cajón, era una cuestión de que entonces no había dinero; en cualquier caso, ahora que hay dinero, yo le animo a que saque adelante ese depósito de agua”.