política

Las promesas para crear empleo

P404199.QXD (Page 1)

El paro es la gran preocupación de los canarios. Así lo demuestra una reciente encuesta realizada por este diario, según la cual el 82% de la población del Archipiélago lo considera el principal problema de las Islas. De hecho, puede ser uno de los factores decisivos en las elecciones del próximo domingo, si los ciudadanos deciden su voto en función de las medidas que propongan los partidos para crear empleo.
DIARIO DE AVISOS ha recabado las principales propuestas de cada una de las 12 candidaturas que se presentan en la provincia tinerfeña, un somero repaso que el lector puede completar con la lectura detallada de los programas electorales, accesibles en Internet.
Grosso modo, el PP promete nuevas bonificaciones a la contratación indefinida y a los autónomos, simplificar la tipología de contratos y bajar el Impuesto de Sociedades a las empresas de reducida dimensión. El PSOE ofrece duplicar la inversión en políticas activas de empleo (con plan específico para Canarias) y formar y dar experiencia laboral a 700.000 jóvenes. CC quiere también recuperar el plan de empleo canario, una FP adecuada a la demanda, bonificar la cotización indefinida así como a los emprendedores y autónomos y ampliar el programa de Garantía Juvenil. Podemos apuesta por crear trabajo en las energías renovables, la agricultura local, la economía digital y la colaborativa, los servicios sociales públicos; un plan para la eficiencia energética de edificios en el que emplear y formar a los jóvenes parados de la construcción, y un rescatate de autónomos y pymes. Ciudadanos propugna el contrato único, un complemento salarial a las rentas más bajas y exención de cotización a los autónomos que ingresen menos que el salario mínimo. Izquierda Unida-Unidad Popular promete un millón de empleos públicos con contratos indefinidos.

Y así hasta 12 candidaturas ofrecen en sus programas diversas medidas para combatir el drama del desempleo, que sufren más de cuatro millones de personas en toda España, casi 250.000 de ellas en Canarias, inscritas como demandantes de trabajo.