SANTA CRUZ

El Regente, una historia de desidia

El núcleo, ubicado en San Andrés, demanda servicios que eviten quedarse aislado cuando llueve con intensidad. / ANDRÉS GUTIÉRREZ El estrechamiento del  cauce del barranco y su escasa altura provoca que se desborde con facilidad. / DA El temporal de octubre de 2014 destrozó la carretera de acceso. / DA El desbordamiento a la altura del puente, donde los vecinos aparcan sus coches, destrozó varios vehículos. / DA
<
>
El núcleo, ubicado en San Andrés, demanda servicios que eviten quedarse aislado cuando llueve con intensidad. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

Es posible que El Regente sea uno de los barrios más desconocidos de Santa Cruz de Tenerife. Y lo es a pesar de encontrarse enclavado dentro de uno de los núcleos a su vez más populares, el del pueblo pesquero de San Andrés. Un centenar de vecinos viven en este núcleo enclavado en el Valle de El Cercado, pero son muchos más los que usan la carretera que da acceso al barrio para llegar hasta las fincas y viviendas dispersas que hay en el lugar, la misma que bordea el barranco de El Cercado a tan poco altura sobre él que, cada vez que llueve con intensidad deja a los vecinos incomunicados y si tienen suerte, puede que el agua no acabe destrozando sus propiedades por el desbordamiento del barranco.

Hace unas semanas, en el Pleno municipal, una moción del PSOE les puso voz y cara. Rocío Álvarez fue la encargada de presentar la petición que llevan años realizando al Ayuntamiento, esta vez ante el Pleno, y que no es otra que pongan las condiciones necesarias para que cuando llueva no queden aislados o el agua que se desborda del barranco se lleve sus pertenencias, cultivos o simplemente la carretera, como ocurrió el 19 de octubre de 2014. Y es que, aunque esas lluvias fueron intensas en todo el municipio, lo cierto es que los vecinos de El Regente están hartos de que con menos intensidad que la de esos días también se encuentren con problemas de desbordamiento.

El estrechamiento del cauce del barranco y su escasa altura provoca que se desborde con facilidad

Tal y como detalló Álvarez en su intervención en turno de participación ciudadana, los primeros asentamientos de este núcleo se dieron a en la década de los 50, agricultores y ganaderos en su mayoría, que llevaban a hombros sus productos para venderlos en San Andrés y de allí al mercado de Santa Cruz ya en vehículos motorizados. Desde entonces hasta ahora ha habido mejoras, por supuesto, como la pista asfaltada que da acceso a sus casas, pero siguen sin cuestiones tan imprescindibles como saneamiento, alumbrado, acceso a la zona y a las viviendas con las pertinentes protecciones, así como el ensanche del cauce del barranco con los puentes incluidos, limpieza del mismo y recogida del agua de los diferentes barranquillos.

“Lo que hoy solicitamos es que nos solucionen cuestiones primordiales como la seguridad de las personas y sus pertenencias, junto con los servicios imprescindibles”. Así finalizó su intervención esta vecina que no quiso dejar de recordar que en 2001 hubo víctimas mortales en El Regente por las lluvias “y desde entonces hasta el día de hoy todo sigue igual”. Y es que quienes viven en este núcleo tienen que acceder por el camino de El Cercado, para encontrarse casi a mitad del mismo el grupo de casas que dan vida a este barrio. El barranco marca sus vidas y dada la escasa profundidad del cauce se entiende que cuando llueve con intensidad se desborde arrasando con el pequeño puente y con los coches, que como explica Rocío Álvarez, se aparcan allí porque no tienen otro sitio en el que dejarlos para subir caminando hasta sus casas.

El Regente carece de alumbrado y saneamiento y el agua les llega por mangueras y no tuberías

Esta vecina de El Regente se lamentaba que desde las lluvias de octubre del año pasado, “no tenemos tuberías para el agua, son mangueras, porque hasta que no arreglen la carretera no nos ponen nada”. Y es que el destrozo que provocó el agua arrasó con todo en esa zona y sólo se ha podido reasfaltar el camino.

El PSOE pidió a través de su moción que se dotara de lo necesario para mejorar la calidad de vida de este desconocido barrio pero también parte de Santa Cruz de Tenerife. El equipo de gobierno recordó que el barranco es competencia del Cabildo de Tenerife y que además se encuentran con la dificultad añadida de que se trata de un núcleo dentro del Parque Rural de Anaga y en su mayor parte calificado como rústico, lo que limita las infraestructuras a desarrollar. El concejal de Infraestructuras, José Alberto Díaz-Estébanez fue el encargado de detallar las acciones que dijo, sí se han realizado como la reposición de muros en el camino de El Cercado y la colocación de barreras de contención. Añadió que cuando se finalicen las obras de encauzamiento del barranco de El Cercado que está llevando a cabo el Consejo Insular de Aguas, se verán mejoradas las condiciones.

El desbordamiento a la altura del puente, donde los vecinos aparcan sus coches, destrozó varios vehículos

La moción finalmente fue aprobada gracias a la aceptación del PSOE de una enmienda transaccional presentada por el grupo de gobierno en la que se comprometía a impulsar las mejoras que ya se venían desarrollando tanto desde el ámbito municipal como desde el insular. Para Rocío Álvarez este acuerdo da algo de esperanza a los vecinos que cada vez que llueve cruzan los dedos para no quedar aislados.

“Yo misma perdí mi coche en el temporal del año pasado”, rememora Álvarez que insiste en que “sólo pedimos que nos den las mínimas condiciones de seguridad y no tener que lamentar más desgracias”. De momento, los vecinos de El Regente seguirán conviviendo con la incertidumbre de si las próximas lluvias intensas se los vuelve a dejar incomunicados.

Inseguridad. El desbordamiento del barranco en las lluvias de octubre del año pasado provocó grandes daños en la zona ante la fuerza con la que bajaba el agua y que arrastró varios vehículos.

Parque Rural de Anaga. El Ayuntamiento argumenta que el hecho de estar dentro del Parque Rural de Anaga y recientemente nombrado Reserva de la Biosfera, dificulta las acciones a realizar.

Incomunicados. El temporal de octubre de 2014 destrozó la carretera de acceso a El Regente aunque los vecinos denuncian que cada vez que llueve con intensidad tienen problemas para entrar o salir de sus casas.

Escasa altura de la carretera. El principal problema que tiene el acceso al barrio es que la carretera que bordea el barranco tiene poca altura sobre el cauce del barranco y se inunda con facilidad cada vez que llueve intensamente.