SUCESOS

Rescatan del mar a un perturbado que se coló en la Refinería

Un varón de cuya identidad apenas ha trascendido que es vecino del municipio de El Rosario fue detenido en la mañana de ayer después de que se introdujera en el recinto de la refinería que posee CEPSA en Santa Cruz de Tenerife y se lanzara al mar por el muelle de Honduras, en información captada a través de vías extraoficiales. El suceso que nos ocupa se produjo minutos después de las diez de la mañana, cuando se detectó la presencia del intruso, que al parecer accedió al perímetro de las instalaciones energéticas saltando un vallado existente en el muelle de Honduras, donde los barcos realizan los traspasos de combustibles propios de una refinería de estas características.

Sin rumbo fijo, el varón en cuestión terminó por lanzarse al agua, de donde fue rescatado por efectivos de la propia seguridad de la refinería y de la Policía Portuaria. Cuando ya estaba a salvo, el individuo sorprendió a sus rescatadores, a los que se habían sumado efectivos del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil, asegurando que se había colado en el recinto recibiendo órdenes de un ser superior al que calificó como su maestro y lo denominó Iris.

Además, entre los objetos que portaba esta persona se encontraba una suerte de estatuilla que se asemejaba a una deidad de la era precristiana.

Dudas
Tales declaraciones despertaron las sospechas sobre la salud mental del hombre, así que se optó por alertar a los sanitarios y comprobar los antecedentes del intruso, que confirmaron lo atinado del razonamiento al certificar que el varón en cuestión había padecido problemas psiquiátricos y tenía diagnosticado un trastorno bipolar.

Como no podía ser de otra manera y tras comprobar que el salto del vallado y la inmersión en el océano no le habían causado heridas, los sanitarios aludidos procedieron al traslado del varón hasta la Unidad Psiquiátrica del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria con el fin de realizarle un examen más completo por parte de los especialistas de dicho centro.
Ahora son los miembros del Cuerpo Nacional de Policía los que instruyen las oportunas diligencias por estos hechos.