SANIDAD

Los seis nuevos quirófanos de La Candelaria empiezan a operar el 28

El Hospital de La Candelaria es el centro canario que más intervenciones quirúrgicas realiza actualmente. / DA
Los actuales quirófanos del Hospital de La Candelaria datan de los años 70 y están “obsoletos”. / DA

Cuatro años después de que concluyera la obra, y tras varios intentos en vano, una de las actuaciones más importantes para aliviar las listas de espera quirúrgica en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, será una realidad el lunes 28 de diciembre. Según confirmaron a este periódico distintas fuentes, los 6 nuevos quirófanos del Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria (HUNSC) ya están listos para ser usados por los profesionales del centro.

Concluidos en 2011 -la obra fue entregada antes incluso, a finales de 2010-, la Consejería de Sanidad ha ido aduciendo distintas razones para explicar el retraso de su puesta en funcionamiento, razones tanto burocráticas como problemas vinculados a las “actuaciones complementarias” que se requerían en un servicio de este tipo. Finalmente, una ampliación de crédito realizada en noviembre por el Servicio Canario de la Salud (SCS) ha permitido concluir la ejecución de la obra de las enfriadoras y el sistema de gases de los quirófanos, que ahora sí están ya a punto para entrar en funcionamiento.

Las mismas fuentes consultadas por el DIARIO señalaron que los días 26 y 27 se realizará el traslado del material, el personal y los pacientes, a partir de lo cual se empezarán a realizar las primeras intervenciones quirúrgicas, un día después. La compleja localización de los últimos trabajos, que se han realizado en una zona que afectaba a otras dependencias, en las que se encuentran profesionales y usuarios, evitó que los seis nuevos quirófanos, más modernos y mejor equipados, entraran en funcionamiento la semana pasada, como señaló en la última comisión parlamentaria el consejero Jesús Morera.

Una salas “obsoletas”

Junto a estos seis nuevos quirófanos, el hospital también estrenará una nueva área de Despertar, lo que permitirá aumentar la actividad quirúrgica y, por ende, reducir la lista de espera en los próximos meses, ya que incluso es probable que se contrate más personal (el capítulo I del presupuesto del HUNSC ha aumentado notablemente respecto al del ejercicio 2015). No en vano, como ya manifestaron tanto la exconsejera Brígida Mendoza como Jesús Morera, las actuales salas de operaciones “fueron construidas en los 70 y están obsoletas”. En la misma línea se han manifestado en multitud de ocasiones sindicatos como Satse y el CESM, que incluso llegaron a calificar de “disparate” la ubicación de los actuales quirófanos de La Candelaria. Estos, según los propios profesionales del centro, están “desperdigados”, lo que obliga a tener a los pacientes “generalmente en los pasillos y de ascensor en ascensor” para llegar hasta la zona donde se realizan las intervenciones. En cambio, los nuevos quirófanos están ubicados en el bloque quirúrgico, lo que facilitará la tarea al personal sanitario y hará mucho más racional la asistencia. Disponen, además, de un equipamiento mucho más completo y moderno que los antiguos quirófanos, lo que reducirá el tiempo medio de las operaciones y facilitará el aumento de la productividad de la actividad hospitalaria.

Más de 30.000 personas aún esperan ser intervenidas

Los últimos datos de corte hechos públicos por la Consejería de Sanidad a mediados del mes de agosto, revelaban que más de 30.000 personas esperaban en Canarias por una intervención quirúrgica. De ellas, más de 10.000 sumaban más de seis meses de espera. Por este motivo, uno de los grandes objetivos del departamento que dirige Jesús Morera era poner en marcha un “plan de choque” para atajar este grave y complejo problema. Para lograrlo, entre otras acciones, se han destinado más recursos a los hospitales, como demuestra el aumento en el capítulo I de los presupuestos de la Consejería. A partir de aquí, la puesta en marcha de los seis nuevos quirófanos de La Candelaria, junto a las mejoras en las Urgencias del HUC y otras actuaciones que se irán realizando, deben contribuir a la reducción paulatina de las esperas, como aseguran tanto el consejero Jesús Morera como el director del SCS, Roberto Moreno. En este sentido, y como ha venido publicando este periódico en los últimos meses, a partir de enero se “optimizará el rendimiento de las infraestructuras sanitarias” y se ampliarán los horarios de trabajo por las tardes y fines de semanas para abordar las listas de espera en Canarias, sobre todo de pruebas diagnósticas. Igualmente, se llevarán a cabo más intervenciones quirúrgicas y se impulsará la finalización de las obras de los hospitales del norte y el sur de Tenerife, al objeto de que estos puedan descongestionar la saturación de los hospitales de tercer nivel y los centros de especialidades.