SANTA CRUZ

Sinpromi constata que la mitad del entorno urbano de la capital es inaccesible

Las personas con discapacidad son las más afectadas por la falta de accesibilidad. / SERGIO MÉNDEZ
Las personas con discapacidad son las más afectadas por la falta de accesibilidad. / SERGIO MÉNDEZ
Los técnicos de la Sociedad Insular para la Promoción de Personas con Discapacidad (Sinpromi) han recorrido 544 kilómetros, o lo que es lo mismo, todo el municipio de Santa Cruz, para elaborar el Plan Integral de Accesibilidad de la capital, llegando a la conclusión de que casi la mitad de la ciudad, el 40%, es inaccesible. Concretamente y según se recoge en el citado plan, el 42% es accesible, el 10% es practicable (se puede acceder pero con dificultad) y el resto es inaccesible. Así lo explicó ayer el concejal del área, Carlos Correa, en la presentación del presupuesto con el que contará en 2016, quien apuntó que la puesta en marcha de las medidas recogidas en este documento supondrá una inversión de 20 millones de euros, dinero que espera conseguir a través de financiación europea para desarrollar el plan en los próximos cuatro años.

Según detalló el edil, “aunque suspendemos en el entorno urbano, no estamos tan mal como en otras áreas, como por ejemplo en las instalaciones deportivas, donde solo el 2% de las casi 70 que tenemos son accesible”. Esto supone que el 78% son inaccesibles y el resto hasta el 100% se consideran practicables. El mismo porcentaje, el 2%, se da en los 64 edificios municipales, lo que supone que solo uno es 100% accesible, que en este caso es la oficina municipal del parque de La Granja.

Correa detalló que el documento fue aprobado el pasado viernes en la Mesa de Accesibilidad. Tal y como detalló el edil, disponer de 20 millones de euros es imposible en un solo presupuesto, “y aunque lo tuviéramos no tenemos capacidad para ejecutar todas las medidas que propone el plan en un solo ejercicio”. “Por eso -continuó-, lo que vamos a hacer es buscar cofinanciación a través de los fondos Feder”.

El concejal de Accesibilidad afirmó que cuenta con el compromiso del área de Hacienda y también del alcalde, José Manuel Bermúdez, para contar con financiación municipal cada vez que se consiga apoyo europeo para los distintos proyectos. “Los fondos Feder van a ser la principal herramienta de trabajo para ejecutar los proyectos que tenemos en mente”, explicó.

El 75% de los 20 millones que cuesta el Plan de Accesibilidad se van a la parte del entorno urbano, donde, aseguró el edil, “a pesar de que son 15 millones, no nos va costar tanto poder financiar las actuaciones”. Según explicó, “hay muchas de las intervenciones que se hacen en este sentido que no van a requerir de mucho presupuesto porque hay muchas que se pueden ir ejecutando sin necesidad de grandes fondos, ya que se trata de acciones que se engloban dentro de los fondos de Servicios Públicos o Infraestructuras y que están destinadas a mantenimiento y mejoras en vías y accesos”.

Los cinco millones restantes del Plan se dividen en casi cuatro millones para las instalaciones deportivas y un millón más para adaptar los edificios municipales. Es en estos últimos donde primero se va a empezar a trabajar porque “hay una parte en la que ya estamos trabajando consistente en priorizar en los edificios con mayor afluencia de gente, como por ejemplo las cinco Unidades de Trabajo Social (UTS) en las que ya trabajamos para hacerlas accesibles”.

Correa defendió que estas actuaciones ya en marcha junto a las que se hagan en 2016, año en el que su área cuenta con 900.000 euros de presupuesto, permitirán poner en marcha parte del Plan. En cuanto a las prioridades en edificios, además de la UTS, están las oficinas de distrito y resto de dependencias municipales de atención al público. “Edificios como el del Ayuntamiento, que es BIC, no son una prioridad porque necesitan una intervención más compleja”, concluyó Correa.

900.000 euros, el mayor hasta ahora

Carlos Correa mostró su satisfacción por contar el próximo año con 900.000 euros para accesibilidad. “Es el mayor presupuesto que ha tenido este área hasta el momento, teniendo en cuenta que el más alto fue de 550.000”. Correa explicó que este presupuesto puede incluso ser algo mayor si se suman las partidas que otras áreas municipales, como Servicios Públicos o Infraestructuras, tienen a su vez para obras de accesibilidad. En cuanto a los fondos europeos para hacer de Santa Cruz una ciudad accesible, el edil señaló que “Feder financia todo lo que sea entorno urbano, por lo que se podría abordar el 75% del Plan”. Asegura Correa que “Europa es muy sensible con la accesibilidad y si tenemos un plan aprobado, son mucho mas sensibles a la hora de financiar proyectos, y más si son plurianuales, como es nuestro caso”. “Mi esperanza para sacarlo en cuatro años es Europa, porque sacar de los presupuestos del Ayuntamiento partidas tan grandes va a ser complicado”, añadió. El Plan Integral de Accesibilidad está previsto que sea aprobado de forma definitiva este mismo mes de diciembre por el Pleno, una vez visto por la Mesa de Accesibilidad reunida el pasado viernes.