SUCESOS

Tres heridos graves y tres leves en cinco accidentes de tráfico

Foto LOS JARDINEROS Foto VICENTE PÉREZ Foto L.J.
<
>
Foto LOS JARDINEROS

Tres heridos de gravedad y tres leves en cinco accidentes de tráfico es el balance de ayer en las carreteras tinerfeñas, en una jornada donde las retenciones en la TF-5, conocida popularmente como la autopista del Norte, se multiplicaron al coincidir dos de los siniestros y que ayer era viernes, el día con mayor densidad de tráfico en esta vía.

Gracias a las informaciones facilitadas desde el Cecoes 1-1-2 del Gobierno de Canarias y distintas fuerzas actuantes así como testigos, el relato de estos sucesos arranca minutos después de las ocho de la mañana, cuando un motorista de 30 años sufrió un traumatismo en espalda de carácter grave al colisionar con una moto a la altura del punto kilométrico 49 de la TF-5, en la zona de Santa Catalina y dentro del municipio de La Guancha.

También sufrió heridas, pero de carácter menos grave, un ciclista de 29 años que chocó contra un turismo en el centro de La Victoria a las 12.30 horas.

Ya de tarde y en un intervalo no superior al cuarto de hora, entre las tres y cinco y las tres y veinte, llegaron las dos colisiones múltiples, que también tuvieron como escenario la TF-5,

Foto VICENTE PÉREZ Foto L.J. Foto LOS JARDINEROS
<
>
Foto VICENTE PÉREZ
uno en Santa Úrsula y otro en La Victoria de Acentejo. En la primera de las citadas se vieron implicadas hasta cinco vehículos, incluidos un camión y una moto. El balance sanitario fue de dos personas (una de ellas el motorista) heridas de carácter leve.

En cuanto al de La Victoria fueron tres los turismos afectados, resultando herido uno de los conductores, también de carácter leve.
El quinto de los siniestros tuvo lugar en las calles de la capital tinerfeña, concretamente en Ramón y Cajal, donde un niño de siete años de edad fue atropellado minutos después de las tres de la tarde. Como consecuencia del impacto, al menor se le apreciaron policontusiones y fracturas en miembro inferior de carácter grave en el momento de la asistencia inicial, procediéndose a su traslado en ambulancia medicalizada del Servicio de Urgencias Canario (SUC) al Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria.