HERBALIFE GRAN CANARIA- IBEROSTAR TENERIFE

A un paso de dar la sorpresa

HERBALIFE GRANCA-IBEROSTAR TENERIFE 1
Alen Omic, a pesar de estar lesionado, fue fundamental para su equipo. / ACB MEDIA

El Iberostar Tenerife se volvió de vacío, una temporada más, de Gran Canaria, donde perdió por 90-80 ante un Herbalife superior, que tuvo que sudar mucho para llevarse la victoria. En un guión casi calcado al de los últimos encuentros lejos de Tenerife, al CB Canarias le salió esta vez cruz después de haber encajado demasiados puntos en los primeros 20 minutos de juego y volviendo a echar mano de los suplentes para meter el miedo a los aficionados que se dieron cita en el Gran Canaria Arena.

Salva Arco personifica como pocos al Iberostar Tenerife de Txus Vidorreta. Peleón y pegajoso en defensa, el escolta catalán ha cobrado protagonismo las última jornadas, significándose como uno de los mejores jugadores del cuadro aurinegro.

Arco vio desde el banquillo un inicio de partido fulgurante, veloz y descarado al que se lanzaron ambos contendientes en la mañana de ayer. Era todo tan rápido que Joseph Jones cometió tres faltas personales cuando solo se habían jugado dos minutos y medio de partido y el Iberostar Tenerife se metió en bonus cuando aún restaban cinco minutos.

Con todo, los tinerfeños consiguieron que el Herbalife Gran Canaria no se distanciara en el marcador, a pesar de que, debido entre otras cosas a las faltas de Jones, los de Vidorreta no estuvieran cómodos en el juego interior en el arranque.

Salir con tanta intensidad no había dado el mejor resultado, pues el Iberostar Tenerife había encajado 30 tantos en el primer parcial, algo que trataría de arreglar en el segundo con un 0-9 que cogió desprevenido a Aíto García Reneses.

HERBALIFE GRANCA-IBEROSTAR TENERIFE 2
Salva Arco, máximo anotador tinerfeño ayer, evidenció que atraviesa su mejor momento de juego de la temporada. / ACB MEDIA

Pero los visitantes no defendían bien, sino que paraban al Granca con faltas, dándole la oportunidad a sus jugadores de volver a la línea de tiros libres cada vez que se señalaba una falta cuando se habían disputado algo más de cuatro minutos. Tocaba un nuevo esfuerzo; era necesario apretar atrás y confiar en Rodrigo San Miguel y Salva Arco que, desde el exterior, mantenían a los suyos en el partido cuando la bocina mandó a todos al vestuario (51-47).

Arco no se había quitado aún el disfraz de héroe que se puso en el duelo con Rio Natura Monbus en Santiago para, tras anotar ocho puntos consecutivos, conseguir un 2-11 que hacía pensar nuevamente en una machada al estilo de Bilbao o Santiago.

Sensiblemente inferiores en el juego interior, las ayudas defensivas trataban de paliar las carencias tinerfeñas en este aspecto del juego, teniendo incluso bien controlado a Alen Omic, que fue una pesadilla en la primera vuelta y que ayer, aún lesionado y bien defendido, volvió a sumar para su equipo.

El problema era que el Herbalife Gran Canaria metía, y metía mucho. La defensa aurinegra no era capaz de llegar a tapar los lanzamientos exteriores de los locales, que con una batería de tiradores excelente, obligaban a Txus Vidorreta a parar el duelo (68-62).

El Iberostar Tenerife había pasado de meterlo todo a sufrir lo suyo para anotar, mientras que DJ Seeley sacaba su lado más jugón para volver a poner en ventaja a un Herbalife que empezaba a mostrarse más entero que su oponente (72-67).

Todo el acierto mostrado durante los 30 minutos anteriores por parte de los dos equipos se esfumó en el parcial definitivo. Al menos en el inicio del mismo. El CB Canarias se mostraba demasiado fallón de cara al aro y, a diferencia de encuentros anteriores lejos del Santiago Martín, nunca dio la sensación de poder llevarse la victoria, quizás porque el Herbalife Gran Canaria sabía desconectar a sus jugadores clave.

HERBALIFE GRANCA-IBEROSTAR TENERIFE 3
El finlandés Sasu Salin entra a canasta en el compromiso disputado el domingo. / ACB MEDIA

Albert Oliver, que ante la baja de Kevin Pangos fue el líder absoluto de su equipo en la jornada de ayer, dio el golpe definitivo anotando a falta de solo dos minutos (81-72) y el Iberostar Tenerife, sencillamente, se quedó sin capacidad de respuesta.

Los diez puntos de desventaja final fueron quizás excesivos, pero los grancanarios fueron justos vencedores de un partido en el que el Iberostar Tenerife consiguió igualarse en muchas fases del mismo con una de las plantillas más potentes de la Liga Endesa y la Eurocup.

Esto no para, y el próximo domingo los tinerfeños deberán verse las caras en el Santiago Martín con el Unicaja, quizás una de las decepciones de lo que va de temporada.

Ficha técnica:

90 – Herbalife Gran Canaria (30+21+21+18): Oliver (18), Salin (6), Newley (5), Báez (14) y Savané (6) -cinco inicial-, Seeley (15), Rabaseda (-), Omic (12), Paulí (6) y Aguilar (8).

Entrenador: Aíto García Reneses.

80 – Iberostar Tenerife (23+24+20+13): San Miguel (10), Richotti (14), Beirán (9), Abromaitis (5) y Jones (-) -cinco inicial-, O’Leary (4), White (8), Arco (19), Sekulic (8), Petit (-) y Hanley (3).

Entrenador: Txus Vidorreta.

Árbitros: García González, Calatrava y Más. Eliminaron por faltas personales al visitante White (min. 35).

Incidencias: partido disputado en el Gran Canaria Arena ante 7.652 espectadores. Asistieron los presidentes del Gobierno de Canarias y del Cabildo de Gran Canaria, Fernando Clavijo y Antonio Morales, respectivamente. El ‘Granca’ homenajeó al bote de vela latina Poeta Tomás Morales.