liga endesa

Ante una oportunidad única

Foto SERGIO MÉNDEZ
Foto SERGIO MÉNDEZ

El Iberostar Tenerife quiere romper su mala racha en Gran Canaria, donde nunca ha podido ganar en encuentro oficial, hoy, a partir de las 12.00 horas, en un encuentro en el que se dan muchas circunstancias propicias para los de Txus Vidorreta.
La primera es el buen rendimiento que han dado los aurinegros lejos de su pista en lo que llevamos de temporada. Ganar en las pistas de Baskonia, Bilbao, Obradoiro y Fuenlabrada no está al alcance de muchos y eso es algo que el Iberostar Tenerife ha logrado.
Una de las claves es que los de Txus Vidorreta nunca han dado su brazo a torcer en ninguno de esos duelos a pesar de haber ido por debajo en el electrónico en todos ellos, algo que podría resultar fundamental en la mañana de hoy.
Moralmente los aurinegros llegan también en un gran momento, después de haber logrado ganar la pasada semana al UCAM Murcia y acabar de esa manera su mala racha en los encuentros disputados en Los Majuelos.

Las bajas

No llega el Herbalife Gran Canaria en su mejor momento en el plano físico. Kevin Pangos y Anzejs Pasecniks están descartados para el duelo de esta mañana. En el caso del base canadiense, que sufre una neuralgia suboccipital postraumática, se perderá su séptimo encuentro consecutivo después de que comenzara la campaña como uno de los mejores bases de toda la Liga Endesa.

La buena noticia para Aíto García Reneses es que todo apunta a que podrá contar con Alen Omic, uno de los mejores interiores del curso. El esloveno, en el duelo de la primera vuelta disputado en el pabellón Insular Santiago Martín, fue uno de los mejores, pero un acto de indisciplina lo privó de jugar el último cuarto del encuentro, algo que supo aprovechar el Iberostar Tenerife para dar la vuelta al marcador y conseguir su primer triunfo.

Sin Omic el Herbalife Gran Canaria tiene serios problemas defensivos en la pintura, algo que preocupa a García Reneses y que, si el esloveno tiene que jugar finalmente pocos minutos por cuestiones físicas, debería de ser aprovechado por los visitantes.
El CB Canarias tendrá la baja una semana más de Saúl Blanco, que sigue entre algodones a la espera de que mejore de su rodilla derecha de manera definitiva.

En principio, en febrero debería de poder volver a competir, pero en las últimas semanas, en el seno del club, se ha preferido dejar a un lado la lesión del alero asturiano para centrarse en los jugadores que sí pueden estar.
La segunda línea

Y es precisamente con los habituales suplentes en pista cuando el Iberostar Tenerife ha sabido dar un paso al frente. Era una de las obsesiones de Vidorreta, que necesitaba poder contar con todos sus jugadores a un nivel aceptable, especialmente los exteriores, ante la baja de Blanco.

En los últimos encuentros tanto Ian O’Leary como Salva Arco han demostrado que tienen un sitio en el equipo a base de esfuerzo, sobre todo en la labor reboteadora y defensiva, donde Arco se ha destacado como un descubrimiento en un rol al que no está acostumbrado.
El otro nombre importante es el de Will Hanley, héroe en el triunfo ante el UCAM Murcia gracias a un decisivo tapón, que no tuvo demasiados minutos en algunos encuentros en los que el entrenador canarista optó por alinear a jugadores más físicos pero que, a base de trabajo, se ha ganado un sitio dentro de un conjunto en claro crecimiento.
En el lado opuesto estaría Javi Beirán, que después de llegar a ser el mejor jugador nacional de la competición ha dado un bajón en las últimas fechas, algo reconocido por el propio jugador. El alero madrileño ya fue uno de los mejores, si no el mejor, del derbi disputado en la ida, por lo que habrá que estar muy atento a lo que pueda hacer hoy en un Gran Canaria Arena que solo ha visto perder a su equipo en el encuentro frente al todopoderoso FC Barcelona pero que, en lo que a presión se refiere, no ha llegado aún al ambiente que generaba cada fin de semana el Centro Insular de los Deportes.