tumbaabierta

El arte del funambulista

El regreso de un cineasta como Robert Zemeckis a la gran pantalla siempre es un aliciente. Zemeckis ha sido un director en continua expansión y siempre buscando reinventarse, como vuelve a demostrar con su último trabajo, El Desafío (The Walk). La cinta narra la historia de Philippe Petit, un funambulista francés que desafío los límites de este arte en 1974 al cruzar con un cable la distancia que separaba las Torres Gemelas del World Trace Center. Personaje arriesgado y excesivo, Petit ya había visto su historia trasladada al cine con el documental de 2008, Man on Wire, ganador de un Óscar; sin embargo, lejos de repetir la misma trama, esta nueva versión es una extraordinaria muestra del talento narrativo del director, quien excede las limitaciones del relato y le aporta un asombroso nivel de poesía visual y técnica.
Rodada en 3D, la película rompe los convencionalismos del biopic y deposita sus puntos fuertes más en la puesta en escena, en lo visual, que en el apartado literario o interpretativo. Sí, el guion escrito por el propio Zemeckis y Christopher Browne es juguetón, divertido y minucioso; y sí, el trabajo de Joseph Gordon Levitt es excepcional, sobre todo al tener la ingrata labor de llenar una película con un personaje abiertamente antipático. Sin embargo, el tema principal de la película no es tanto la experiencia de Philippe Petit, como ofrecer un canto a la libertad, a lo espiritual y lo artístico. Zemeckis utiliza la cámara con maestría para trasladarnos a un mundo mágico y visualmente desbordante, donde el uso del 3D queda plenamente justificado, no sólo para trasladar al espectador la sensación de vértigo, sino, sobre todo, la belleza del desafío emprendido por el protagonista.

The Walk (El Desafío) podría haber sido un trabajo menor dentro de la filmografía de Robert Zemeckis, sin embargo, se convierte en la evidencia de que el cineasta no ha perdido un ápice de su genio cinematográfico y que sigue comprometido con su propósito de evolución y de expandir las fronteras del cine como arte narrativo.