tenerife

El Cabildo destina 350.000 euros a crear corredores ciclistas en la Isla

Uno de los compromisos a largo plazo es llevar el carril bici hasta la playa de Las Teresitas. | DA
Uno de los compromisos a largo plazo es llevar el carril bici hasta la playa de Las Teresitas. | DA

En estos momentos, la Isla no cuenta con infraestructuras demasiado óptimas para facilitar el tránsito de las bicicletas. De hecho, una de las principales carencias, sobre todo en las ciudades, es la fatal de carriles bici. Además, hay que tener en cuenta el incremento del uso de este medio de transporte en los últimos años, no solo como alternativa al vehículo privado o la guagua, sino también por su importante afluencia desde el punto de vista deportivo.

Por ello, uno de los proyectos que el Cabildo de Tenerife prevé impulsar a partir del presente ejercicio, aunque ya se han llevado a cabo algunas acciones con anterioridad, es la creación de carriles para la bicicleta y corredores ciclistas, que a la vez de fomentar el uso de este medio d transporte, puedan también utilizarse para pasear o correr.

En concreto, el área de Carreteras y Proyectos Estratégicos ha presupuestado una partida de 350.000 euros con el fin de potenciar estas iniciativas, explicó a DIARIO DE AVISOS la directora insular de Carreteras, Ofelia Manjón. De esta cifra total, una partida de 100.000 euros irá destinada, como así se ha acordado con el Ayuntamiento de Santa Cruz, a mejorar el carril bici entre el Palmetun y el Auditorio. Los 250.000 euros restantes se invertirán en las tres actuaciones de corredores ciclistas en el norte, el sur y el área metropolitana de la Isla. A este presupuesto hay que añadir otras partidas de mejoras del asfalto en las vías seleccionadas, que ya vienen incluidas en las cuentas insulares. Como ejemplo, Manjón citó la mejora de la TF-82, cuantificada en 400.000 euros.

Una vez tomada la decisión de impulsar estas iniciativas, el pasado año se encargó la redacción de tres estudios para el análisis y la definición de corredores de ciclismo en tres ámbitos de la Isla. La zonas elegidas fueron la Isla Baja, el acceso al Teide por el Sur y la carretera TF-28, que une Santa Cruz y Arona (conocida como la carretera general). Además, la responsable insular recalcó que todas las decisiones tomadas para este proyecto han sido consensuadas, no solo por las distintas áreas implicadas del Gobierno insular, sino también por las empresas turísticas dedicadas a esta práctica, la federación de ciclistas de Tenerife y los ayuntamientos.

Aunque ya se han iniciado algunas labores, sobre todo de señalización, con el presupuesto de 2016 se pretende impulsar y poner en marcha parte de estos corredores a lo largo del año. No obstante, la obras más complicadas, podrían demorarse a otros años, explicó la directora insular. Así, este ejercicio se encargará el proyecto constructivo del carril bici entre el Palmetun y el Auditorio y se iniciará el estudio de la prolongación hasta Las Teresitas. El resto de los fondos irá para los nuevos corredores, mejorando la señalización, los espacios de esparcimiento y la dotación de aparcamientos, con el fin de que puedan disfrutar tanto visitantes como residentes.

Unos 100.000 turistas al año utilizan la bicicleta
La práctica del ciclismo resulta muy importante para el turismo, ya que se calcula que el 2% de las personas que visitan la Isla (unas 100.000) practican este deporte, “por lo que el objetivo es duplicar esta cifra en un plazo de cinco años”, afirmó el presidente del Cabildo, Carlos Alonso. Resaltó que la idea es “mejorar la calidad y seguridad de los ciclistas, no mediante la construcción de nuevas infraestructuras sino adaptar vías ya existentes”.
Alonso recordó que estas acciones han sido demandadas por el sector, en las diferentes reuniones mantenidas con la Institución para definir el proyecto. “Los datos que justifican esta iniciativa son que se trata de un sector que tiene una importante tendencia creciente y que cada vez es más popular y con nuevos perfiles de usuarios”, dijo. Por último, señaló que en próximos los próximos años se seguirá manteniendo financiación.
Las tres rutas
Isla baja. Tras el estudio y el análisis de los diferentes recorridos propuestos en los proyectos, los agentes implicados decidieron, impulsar tres corredores determinados. En concreto, en la Isla Baja se optó por apostar por la costa. De esta manera, la propuesta parte desde el casco de Garachico, recorriendo su parte histórica. Prosigue por un sendero agrícola (a través de plataneras) hasta la costa. Continúa por Garachico, la Caleta de Interían, Los Silos y Buenavista, para culminar en el casco histórico de esta última localidad. Este recorrido, que será además usado para pasear o hacer deporte, pasa por puntos de interés turístico, patrimonial o gastronómico, de tal manera que se fomente la difusión y el consumo. En cuanto a las obras, la mayor parte tiene que ver con adecuación de algunos puntos, sobre todo costeros, ya que se utiliza muchas calles, carreteras y senderos ya existentes. También se hará hincapié en el fomento de la señalización ciclista y la dotación de aparcamientos, para coche y bicicleta.

TF-28. El segundo de los proyectos ciclistas tendrá lugar a lo largo de la TF-28 (antigua carretera general del Sur). Para ello, dado que existe la vía, se prevé alguna serie de mejoras, como la incorporación de miradores o zonas recreativas, junto a la dotación de señalización adecuada. “Aquí hay que buscar una solución para el acceso a la zona turística de Los Cristianos; hacer una obra para facilitar el tránsito por la autopista, lo que sería la parte más costosa”, indicó la directora insular de Carreteras, Ofelia Manjón. “La idea es que se pueda disfrutar del paisaje, con la ventaja de que en esta carretera no se aprecian subidas ni bajadas, sino que es llana”, añadió.

Subida al Teide. La última de las propuestas tiene que ver con el acceso al Teide, ya que es uno de los principales reclamos turísticos de la Isla. Para ello, después de las distintas posibilidades puestas sobre la mesa se decidió elegir el ascenso por la TF-82 y la subida por Chío. “Una vez que entra en funcionamiento el anillo insular esta carretera hacia Santiago del Teide ya no tiene tanto tráfico de vehículos y se puede utilizar para fomentar el ciclismo”, recalcó Manjón.