TENERIFE

El Cabildo negocia la compra de los cuarteles de Ingenieros y El Cristo

Fachada del acuartelamiento de El Cristo de La Laguna, que se reconvertirá en espacios públicos. / S. MÉNDEZ
Fachada del acuartelamiento de El Cristo de La Laguna, que se reconvertirá en espacios públicos. / S. MÉNDEZ

Aunque las conversaciones entre el Cabildo de Tenerife y el Ministerio de Defensa para la adquisición de cuarteles militares en la Isla se remonta a hace ya unos años, esta semana las negociaciones han dado un importante giro, ya que después de varias alternativas y opciones, finalmente se ha decidido cuáles son las dependencias que, a priori, pasarán a la Institución insular. El objetivo principal de estas conversaciones iniciadas por Ricardo Melchior como presidente insular, en las que también han participado los ayuntamientos de Santa Cruz y La Laguna, es la concentración de sus efectivos demandar y la liberalización de suelo militar para destinarlo a uso público.

En este sentido, el presidente del Cabildo tinerfeño, Carlos Alonso, explicó a DIARIO DE AVISOS que después de barajarse varias opciones, como por ejemplo la solicitud de Hoya Fría, se ha llegado a un principio de acuerdo entre las dos administraciones para que los espacios que,en principio, Defensa podrá desmantelar serán los cuarteles de El Cristo, y parte del de Ingenieros, en la zona de La Cuesta, ambos en el municipio de La Laguna. “Hemos tenido muchos cambios y vicisitudes, porque inicialmente proponíamos la concentración de sus efectivos en la zona media del Sur, y eso fue rechazado por Defensa, que prefería una concentración en el ámbito de Los Rodeos”, explicó Alonso, quien matizó que el objetivo, en un primer momento era liberar los suelos de Hoya Fría, Ingenieros y El Cristo.

En esta línea, el máximo mandatario de la Isla explicó que, tras esta situación “al final, sin descartar otras operaciones más ambiciosas, “ahora la negociación está centrada en liberar el suelo del cuartel de Ingenieros y El Cristo, para que pueda existir una concentración de efectivos en Hoya Fría, con parte del personal en Los Rodeos y La Cuesta, que no se liberaría de forma total”.

Pese a que el acuerdo no está cerrado, porque resta definir los aspectos económicos, entre otros, sí que se encuentra en un punto muy avanzado, ya que está definido los acuartelamientos que se podrán desocupar. “Aún no hay acuerdo porque hay que establecer los criterios para comprar o permutar los terrenos y ver el coste del traslado”, declaró.

Alonso explicó que hasta el momento las negociaciones las ha llevado a cabo el Cabildo en solitario, aunque manteniendo informados a los ayuntamientos de Santa Cruz y La Laguna. “A partir de ahora, probablemente, se incorporen a la mesa estos municipios”, precisó.
“Ya sabemos qué suelos se podrían liberar desde el punto de vista técnico, y ahora, antes de realizar una oferta hay que ver qué tipo de actividades se pueden llevar a cabo en ellos, para cambiar así el uso del suelo en el planeamiento”, indicó el presidente insular. No obstante, con carácter previo a un informe más detallado, Alonso abogó por destinar estos nuevos espacios a uso residencial y de equipamiento público, “que son las líneas de trabajo que siempre se han defendido”.

Aunque aún es pronto para saber qué dotaciones se pondrán en marcha en cada uno de los espacios militares, la idea es que el cuartel de El Cristo sirva para equipamientos de uso público. Además, Alonso recordó que una de las posibilidades barajadas en su momento era ubicar ahí una parte de la Universidad de La Laguna, “algo que todavía está por definir”.

En el caso del ámbito militar de La Cuesta, el objetivo es reconvertir una parte en uso residencial, construyendo viviendas, mientras que otra zona del suelo se podría utilizar para instalaciones deportivas, recreativas y zonas verdes.

Con el fin de definir con más detalle la adquisición del suelo, para lo que aún no ha presupuestado una cuantía económica en las arcas insulares, representantes técnicos de ambas administraciones tienen previsto reunirse en las próximas semanas, y avanzar sobre el valor del suelo y el coste del traslado del personal de Defensa a otras dependencias de la Isla. “A partir de ahí se impulsarán las negociaciones y se hará una oferta”, puntualizó.

Reunión con AENA sobre la mejora del Reina Sofía

A lo largo del próximo mes de febrero, representantes del ente nacional Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) visitarán la Isla para dar a conocer a las autoridades insulares el proyecto de ampliación y mejora de la terminal de pasajeros en el aeropuerto Tenerife Sur. Así lo señaló a este medio el presidente insular, Carlos Alonso.

El pasado año la ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, anunció una inversión para la citada infraestructura de 120 millones de euros con el fin de unir los dos edificios terminales. La Institución insular, hasta ahora, desconoce en qué consiste el proyecto y si se adapta a la reforma demandada.