TENERIFE

El Cabildo redacta los proyectos de reforma de cuatro centros sociales

Fachada del centro Febles Campos, en la capital tinerfeña. / FRAN PALLERO
Fachada del centro Febles Campos, en la capital tinerfeña. / FRAN PALLERO

El área de Acción Social del Cabildo de Tenerife está ya redactando proyectos de rehabilitación integral y nueva construcción de cuatro centros sociosanitarios de la Isla con la intención de que los trabajos puedan, al menos, iniciarse antes de finales de año. Esta área, a través del Instituto de Atención Social y Sociosanitario (IASS), recupera así la inversión en grandes infraestructuras tras seis años en las que el presupuesto no ha permitido proyectos mayores. En este tiempo se han llevado a cabo obras mínimas, de mantenimiento, al igual que se ha enfocado a la construcción de los hospitales del norte y el sur de la Isla, informó a DIARIO DE AVISOS la consejera de Acción Social, Cristina Valido.

La responsable insular afirmó que en estos momentos los técnicos están redactando ya los cuatro proyectos, con el fin de sacarlos a concurso en los próximos meses. “No podemos esperar a conocer la financiación de la Comunidad Autónoma para la puesta en marcha de un plan más amplio, por eso queremos impulsar estos proyectos y tirar para adelante”, matizó. De hecho, estas iniciativas tienen consignadas más de 1,3 millones este año.

Una las dotaciones que mayor obra necesitará es el centro Febles Campos, en la capital tinerfeña. “Este año tenemos un presupuesto de 500.000 euros que permitirá licitar la obra e iniciar parte de los trabajos”, aclaró Valido. La idea es ejecutar una reforma prácticamente completa “que permita un aumento de plazas y las mejora de las condiciones, tanto para los pacientes, como para el personal que desarrolla su función en este espacio”. Recordó la antigüedad del inmueble y la necesidad de adecuar la infraestructura a los requisitos actuales.

El segundo de los proyectos en los que ya se está trabajando es el futuro centro residencial de la Santísima Trinidad, en La Orotava. La consejera recordó que debido al estado del inmueble, sus residentes fueron trasladados al Hospital del Norte, “y estamos pendientes de la cesión del suelo por parte del Ayuntamiento para acelerar la obra”. Añadió que el Cabildo también ha presupuestado esta iniciativa, con una partida inicial de 500.000 euros.
“Tenemos previsto, también una cuantía de 300.000 euros para crear una pequeña residencia, atendiendo al compromiso mantenido con la asociación Apanate, que permita ofrecer un recurso para personas con autismo, aunque la idea es crear un espacio más amplio y con más plazas”, informó la responsable de Acción Social.

El cuarto de los proyectos que el Cabildo prevé iniciar este año es la reforma del Camp La Cuesta. Valido añadió que la iniciativa total está presupuestada en unos tres millones de euros, “pero este año no hará falta toda esta cuantía, sino una parte para hacer frente a su inicio”. La idea es crear un nuevo edificio que permita sustituir al actual centro, “debido a que el inmueble está antiguo y queremos ampliar el número de plazas que se ofrece, tanto a nivel residencial, como en asistencia diurna”.

La consejera insular matizó la importancia de todos estos espacios, ya que permiten un respiro asistencial y una ayuda para muchas familias tinerfeñas.

Negociación para un plan regional

A pesar de que el Cabildo ha iniciado ya los trabajos para impulsar la renovación de algunas infraestructuras sociosanitarias, la consejera de Acción Social, Cristina Valido, insiste en la necesidad de poner en marcha un proyecto más ambicioso, que incluya dotaciones no solo insulares, sino también regionales, y que sea financiado entre la Institución insular y el Gobierno de Canarias. “Aunque no vamos a esperar y vamos a impulsar algunas obras, sí que es urgente trabajar ya en el II Plan de Infraestructuras Sociosanitarias, ya que hay inmuebles que se han quedado antiguos y que requieren una reforma integral”, argumentó Valido.

Alertó no solo del estado de muchos edificios, sino del envejecimiento paulatino de la población y la necesidad de más plazas residenciales. Como ejemplo de estas instalaciones, ya antiguas, que necesitan una rehabilitación completa señaló la residencia de Ofra y el Camp de Güímar, entre otros. Así, manifestó que se trata de dotaciones regionales en las que debe intervenir la Comunidad Autónoma.

La responsable insular recordó que el primer plan funcionó “bien”, y señaló que la propuesta de realizar una segunda edición del proyecto ha sido bien acogida en unas primeras reuniones, tanto por el resto de los cabildos, como por el Gobierno de Canarias. No obstante, resta que todas las administraciones implicadas se reúnan para debatir cómo desarrollar este segundo plan, al igual que en qué condiciones se va a llevar a cabo y el presupuesto necesario para ejecutarlo.