Principio de acuerdo con los areneros para regenerar los barrancos y evitar la cárcel