sucesos

Detenidos al intentar robar sin éxito en la misma mañana en un coche, un restaurante, un comercio y un edificio

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos jóvenes de 15 y 20 años, el mayor de ellos con numerosos antecedentes policiales, como presuntos autores de una serie de hechos delictivos, llevados a cabo en Las Palmas de Gran Canaria, donde intentaron robar sin éxito durante la mañana del 10 de enero en un coche, un restaurante, un comercio y un edificio.

Según informa la Jefatura Superior de Policía de Canarias, los hechos se desencadenaron sobre las 11.20 horas cuando una mujer sorprendió a dos jóvenes en el interior de su vehículo, que se encontraba estacionado en el garaje comunitario del edificio.

Tras increparles, la mujer llamó al 091 por lo que abandonaron a la carrera el parking. El vehículo presentaba desorden del habitáculo y daños apreciables en el equipo de música, sin que los autores lograran sustraer nada del interior. Los agentes policiales que acudieron al lugar y se entrevistaron con la propietaria del vehículo, quien facilitó características de los responsables.

En este instante, se recibió aviso en la Sala del 091 de un nuevo intento de robo con fuerza, esta vez en un restaurante próximo.

Aquí, el personal del restaurante, que acudía a trabajar, encontró una cristalera fracturada y abundante sangre en el suelo. En el interior, pudieron ver a dos personas, una de ellas con una herida en la mano.

Ante la presencia de los trabajadores, los autores del robo abandonaron el lugar sin poder sustraer nada del interior. Las características de los responsables, facilitadas a los funcionarios policiales que acudieron al lugar, coincidían con los del hecho anterior.

LO VOLVIERON A INTENTAR EN UN COMERCIO CERCANO

Nuevamente, mientras los agentes actuaban en el restaurante, se recibió aviso en el 091 de otro intento de sustracción en un comercio cercano, que abandonaron al ser sorprendidos por el propietario abriendo los cajones de una mesa, sin que pudieran sustraer efecto alguno.

El despliegue policial realizado en la zona en busca de los dos responsables, facilitó su localización en las inmediaciones del parque San Telmo. Mientras eran identificados por los agentes policiales, se aproximó a éstos el conserje de un edificio cercano, quien describió cómo esos individuos, momentos antes, habían entrado en la conserjería sustrayendo 10 juegos de llaves de las viviendas del edificio.

En el cacheo realizado a los autores de los hechos, los agentes intervinieron las referidas llaves, que fueron devueltas posteriormente al conserje del edificio.

Por su parte, los jóvenes fueron detenidos y trasladados a un centro de salud cercano para su cura y exploración. Una vez realizadas todas las gestiones policiales, la Fiscalía Provincial de Menores de Las Palmas dispuso que el menor de edad quedara bajo la tutela de su madre. El segundo responsable, mayor de edad, pasó a disposición de la Autoridad Judicial competente, quien decretó su ingreso en prisión.