cultura

El flamenco llena el Guimerá

José Heredia (i), ayer, junto a López de Vergara y Acha. | FRAN PALLERO
José Heredia (i), ayer, junto a López de Vergara y Acha. | FRAN PALLERO

El Festival Flamenco Romí tiene asegurado el lleno esta noche en el Teatro Guimerá (20.00 horas). Hace días que se agotaron las entradas a la venta. A su condición de mejor acontecimiento de flamenco de la provincia tinerfeña, se añade el interesante cartel que se ha conformado para esta tercera edición. Al frente de la muestra, el flautista y saxofonista Jorge Pardo, galardonado el pasado octubre con el Premio Nacional de las Músicas Actuales, que otorga el Ministerio de Educación y Cultura, y en 2013 fue elegido Mejor Músico de Jazz Europeo por parte de la Academia de Jazz de Francia.

José Heredia, director del festival, insistió ayer en la “enorme alegría” que le produce el éxito de público de esta nueva edición, que lleva por título Almas flamencas. El cartel lo completan Enrique El Piculabe (cantaor), Saray Muñoz (cantaora), Belén López (bailaora), El chispas (percusión), Vivi Cádiz (cantaora), Josué Ronkio (bajista), Pedro Jiménez (piano de cola) y Juan Jiménez (guitarra). La sede de la Mutua Tinerfeña albergó ayer la presentación del espectáculo. Junto a Heredia estuvieron el concejal de Cultura de Santa Cruz, José Carlos Acha, y Juan Antonio López de Vergara, presidente de la aseguradora, una de las firmas patrocinadoras de la cita. Esta ha sido organizada por la Asociación de Mujeres Gitanas Romí Camela Nakerar.

“Lo que veremos mañana [por hoy] en el Guimerá es puro sentimiento”, resumió López de Vergara, que apuntó que “ojalará fuera posible” organizar espectáculos de este tipo “dos o tres veces al año”. Por lo pronto, Heredia confirmó que ya trabaja en la organización de la cuarta edición, a ser posible, dijo, “mejorando más si cabe el cartel de artistas invitados”. El concejal José Carlos Acha aprovechó para felicitar a la organización por la iniciativa y se mostró encantado de que esta tenga lugar en Santa Cruz.

En la cita de esta noche también está previsto rendir homenaje a Paco de Lucia, compositor y guitarrista fallecido en febrero de 2014. Además del músico y compositor Jorge Pardo, sobresale la presencia de la bailaora Belén López, considerada una de las grandes promesas del flamenco catalán. Tiene 29 años y durante cuatro temporadas ha sido primera bailarina en el Arena di Verona (Italia). En 2004 obtuvo el Premio Nacional de Flamenco Mario Maya.

Pero, no cabe duda, el gran atractivo de la cita es el saxofonista, reciente Premio Nacional de las Músicas Actuales. Se le atribuye buena parte de la paternidad de la modernidad jazzística española, gracias a formaciones como el grupo Dolores, del cantante Pedro Ruy-Blas. Él y Chano Domínguez fueron los verdaderos responsables de ese latido híbrido que es el jazz-flamenco. Jorge Pardo ha tocado con todos los músicos de jazz españoles, tanto noveles como veteranos, e hizo historia con Camarón de la Isla y aquel antológico registro que fue La leyenda del tiempo.

Saray Muñoz versiona a Las Grecas
La cantaora Saray Muñoz (Madrid, 1975) es una de las artistas invitadas al espectáculo de esta noche en el teatro santacrucero. Hija de Tina y sobrina de Carmela, integrantes del mítico dúo Las Grecas, en la actualidad constituye uno de las grandes exponentes del flamenco fusión. Ha compartido escenario con los mejores bailaores del país, como Joaquín Cortés y Sara Baras, y hoy lo hará con la catalana Belén López, interpretando una versión aflamencada de la Vida Loca, de Pancho Céspedes, y varias canciones de Las Grecas, las primeras gitanas que fusionaron el flamenco y el rock. Saray Muñoz, que también estuvo en la edición del pasado año del Festival Romí, se confiesa “una privilegiada” por poder vivir de lo que más le gusta y, aunque confiesa su debilidad por las seguidillas, señala que “todo lo que sea cantar me encanta”. “Entiendo que los puristas la mezcla de estilos no la lleven demasiado bien, pero si la oyen les encantará. La música es alma”, asegura la artista madrileña, que desde hace tres años compagina sus actuaciones por todo el mundo con su concurso estable en el Ballet Nacional de España, al que accedió por audición pública. Saray Muñoz está convencida de que los espectadores que asistan hoy al Guimerá van a “disfrutar mucho” con un espectáculo “de calidad y accesible a todo tipo de público”.