García Montenegro deja Sinpromi y designan a nuevo gerente

Después de más de un año desde que se diera a conocer el conocido como caso Sinpromi, por el que su ex director financiero, Andrés Pedreira, desfalcó al parecer una cuantía de cerca de 800.000 euros, ahora se producen los principales cambios en el organigrama de la empresa. De hecho, el Consejo de Administración de la Sociedad Insular para la Promoción de las Personas con Discapacidad (Sinpromi) aprobó en la mañana de ayer el nombramiento de Adal García Pueyo como nuevo gerente de esta entidad dependiente del Cabildo. Del mismo modo, se aceptó el cese voluntario de la consejera delegada, Carmen Rosa García Montenegro, que se produjo a petición propia, una vez cubierta la plaza de gerente.

Cabe recordar que Víctor García, quien fuera gerente de Sinpromi durante los años de investigación, tras ser llamado a declarar como testigo en el caso, finalmente la Fiscalía decidió imputarlo. No obstate, desde la marcha de García la plaza de la Gerencia había quedado vacante hasta ayer. Ahora será el Pleno de la Corporación insular el que apruebe el nuevo nombramiento, para que sea firme.
Esta reestructuración organizativa se inició el pasado mes de octubre con el nombramiento de Coromoto Yanes como consejera de Sinpromi en sustitución de Cristina Valido, y se enmarca en el proceso de simplificación y racionalización que el Cabildo de Tenerife desarrolla desde 2014, conforme a las previsiones de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local. Este proceso contempla además la limitación del número de directivos y de retribuciones, entre otras líneas de actuación.

De hecho, según ha podido saber este medio, la figura del gerente es incompatible con la de consejero delegado y en el caso de Sinpromi -como también ha sucedido, por ejemplo, en Turismo de Tenerife- se ha optado por la primera, que como marca la norma debe salir a concurso con una serie de requisitos que ha de cumplir el nuevo responsable. Por contra, en el caso de otra empresa dependiente del Cabildo como es Ideco, se decidió mantener el cargo de consejero delegado.

García Montenegro ha sido consejera delegada de Sinpromi desde el año 2000. Su gestión se caracterizó por el desarrollo de proyectos y programas dedicados al empleo, la formación, las nuevas tecnologías, el ocio, cultura y deportes y la accesibilidad de las personas con discapacidad. A esto se suma el impulso del área comercial y de servicios de Sinpromi.

La reunión mantenida ayer, según algunas fuentes consultadas, fue tensa y en ella se puso de manifiesto que la petición de abandonar la empresa por parte de la consejera delegada se remontaba a un año atrás. Este cese contó con el voto a favor de todos los miembros, salvo la representante del Grupo Insular de Podemos, Mila Hormiga, que se abstuvo. Asimismo, se dio cuenta del proceso de selección del nuevo gerente, procedimiento que se ha encargado una empresa externa. Este nuevo alto cargo recibirá, previsiblemente, una cuantía anual de entre 50.000 y 80.000 euros.

En cuanto a la salida de Valido de la Presidencia de la entidad, en octubre pasado, algunas fuentes consultadas indicaron que se produjo a petición propia, en concordancia, también, con los cambios en la dirección.

Algunos antecedentes

à La empresa. La Sociedad Insular para la Promoción de las Personas con Discapacidad (Sinpromi) es una entidad perteneciente al Cabildo de Tenerife que se constituyó en 1993 bajo el lema Hacia la integración de todos en la sociedad. Tiene por objeto la integración social y laboral, así como la mejora en la calidad de vida de las personas con discapacidad en la isla de Tenerife.

à Investigación judicial. Fue el Cabildo quien en el mes de octubre de 2014 envió a la Fiscalía provincial toda la información referida al presunto de desvío de fondos por parte del ex director financiero, Andrés Pedreira, procedente de la recaudación de los aparcamientos públicos que gestiona Sinpromi. De hecho, el propio Pedreira, quien también era presidente del club de fútbol sala Uruguay, reconoció el robo, el cual podría ascender a una cifra de cerca de 800.000 euros.

à Toma de declaraciones. Entre las labores judiciales llevadas a cabo ya se encuentra la prueba pericial para corroborar si la firma hallada en algunos cheques pertenecía o no a García Montenegro, ya que esta negó haberlos firmado. Además durante el mes de diciembre se tomó declaración a la todavía consejera delegada y a varios trabajadores de los apareamientos afectados por el desfalco. Estaba previsto también la toma de declaración del ex gerente, Víctor García, pero finalmente esta, que se llevará a cabo como imputado, a lo largo de este mes, al igual que la del propio Pedreira.