LA LAGUNA

Una joya patrimonial de Canarias

El Archivo Municipal de La Laguna esconde más de dos millones de documentos bien conservados de entre 1497 a 1837 del antiguo Cabildo de Tenerife, además de joyas como el archivo de la familia Ossuna, una data de un repartimiento de tierras firmado por la propia reina Isabel la Católica y un pergamino rubricado por su hija, conocida como Juana la Loca. “Es la joya patrimonial más importante de Canarias, el Archivo civil más importante de Canarias sin duda alguna”, enfatiza su director, Luis González.

El Archivo custodia toda la documentación del antiguo Cabildo de Tenerife desde 1497, cuando Alonso Fernández de Lugo establece la capital de la Isla en La Laguna, hasta 1837, cuando se crean los actuales municipios con el reinado de Isabel II. Mas de dos millones de documentos “bien conservados y sin lagunas documentales” que son “las únicas referencias para investigar determinadas parcelas de la historia de Tenerife y de Canarias, sobre todo de la primera mitad del siglo XVI”.

En este sentido, esta exclusividad es una de las características principales del Archivo, ya que de los otros dos más antiguos del Archipiélago, el de La Palma y el de Gran Canaria, apenas queda nada. En concreto, según relata, Luis González, el de Gran Canaria se perdió todo en un incendio de 1842 y el de La Palma fue saqueado por los piratas que plagaban las aguas de las Islas en aquella época.

Reportaje sobre el archivo histórico de La Laguna y el laboratorio de restauración. | FRAN PALLERO Reportaje sobre el archivo histórico de La Laguna y el laboratorio de restauración. | FRAN PALLERO Reportaje sobre el archivo histórico de La Laguna y el laboratorio de restauración. | FRAN PALLERO Reportaje sobre el archivo histórico de La Laguna y el laboratorio de restauración. | FRAN PALLERO
<
>
Reportaje sobre el archivo histórico de La Laguna y el laboratorio de restauración. | FRAN PALLERO
El laboratorio de restauración, una parte fundamental. Otra parte importantísima del Archivo Municipal es su laboratorio de restauración, con el técnico Rafael Martín al frente, compuesto por dos salas, una para trabajos en seco y otra para trabajar con productos químicos y para fabricar la celulosa. El laboratorio lleva unos 10 años en funcionamiento y no solo restaura documentos del Archivo, sino también de fuera, como, por ejemplo, “cuando fue la riada de Santa Cruz nos encargamos de recuperar documentación desde el siglo XVII que se había mojado en la iglesia de la Concepción, que se había inundado”, relató Luis González.

EL MÁS ANTIGUO
“Tenemos, por ejemplo, el documento más antiguo de Tenerife, el primer acta del Cabildo en 1497, los libros de repartimiento de tierras de Alonso Fernández de Lugo cuando conquistó la Isla -destaca el director del Archivo-, el pergamino de concesión de armas a la Isla firmado por Juana la Loca, en donde se reproduce el auténtico escudo de Tenerife y de La Laguna, que es el mismo; y una data de un repartimiento de tierras firmado de puño y letra por Isabel la Católica”, que en 2004 viajó a Valladolid y se aseguró en más de 60 millones de las antiguas pesetas.

A parte de todo esto, en estas instalaciones también se guarda “un fondo muy importante para la historia”, el de la familia Ossuna, compuesto por su biblioteca y documentos desde el siglo XVI hasta mediados del XX, “muy rico y muy heterogéneo y que consultan muchos historiadores”; así como otros pequeños fondos particulares donados.

Y, a parte de todo esto, también se guarda el archivo administrativo del Ayuntamiento, es decir, toda la documentación que desde 1837 y hasta hoy generaron y generan todas las oficinas y unidades del Consistorio. Más de 60.000 cajas con una media de 20 expedientes por cada una.

Esta suma de archivos da lugar a una cantidad ingente de documentación que ha tenido que externalizarse, la administrativa, porque en el Archivo, ubicado en la planta baja de las Casas Consistoriales, ya no hay más espacio. “Poco a poco se va imponiendo la documentación electrónica, para que ya no exista el papel, pero va muy lento y aún se tardará tiempo en que todo sea digital”, apunta González.

DIGITALIZACIÓN
Paralelamente, en el año 2011 se inició la digitalización de la parte histórica del Archivo y, a día de hoy, ya se han digitalizado 500 años de actas y los libros de repartimiento, aunque “realmente hay poco digitalizado porque se acabó el proyecto y no había más dinero, la idea es retomarlo y seguir con todo el Archivo porque es uno de los elementos más potentes de difusión de nuestro patrimonio y para su conservación”, explica el director del área.

Aunque también se encuentra paralizada la página web propia del Archivo, según indica González, a donde se subirán las imágenes digitalizadas una vez se finalice.

La tarea del Archivo es recibir la documentación, organizarla, clasificarla, catalogarla y ponerla a disposición de los historiadores, ciudadanos y la propia administración. “La documentación histórica la puede ver absolutamente todo el mundo -apunta-, no pedimos carné de investigador porque tenemos que ser lo más abiertos posibles”. Por eso, casi todos los viernes reciben también visitas escolares “y les inculcamos a los niños el respeto al patrimonio”.

AÚN HAY DESCUBRIMIENTOS
Y a pesar de su carácter histórico, el Archivo sigue vivo porque aún se siguen realizando descubrimientos entre sus volúmenes. Por ejemplo, durante la restauración de uno de ellos, para lo que hay que descoser las páginas de los lomos, “empezaron a aparecer documentos que llevaban ocultos 500 años”.

“En aquel entonces, el propio escribano encuadernaba de manera casera todos los documentos simples, los cosía y para fortalecer el lomo del legajo se le ocurrió coger documentos repetidos o privados de él con los que hacía unos canutillos y los ponía en el lomo y los cosía -explica Luis González-. Es documentación relevante, curiosa y que aporta porque los documentos de la vida cotidiana son muy raros y con ellos se puede estudiar el estilo de vida”.

Historia viva que no se puede dejar morir entre estanterías y a la que se le debe de dar el espacio y la importancia que merece.

El Consistorio creará un espacio para exposiciones
La concejal responsable del área del Archivo Municipal, Mónica Martín, anunció que una de las líneas de trabajo a corto plazo para este mandato es “empezar a exponer y hacer público” todo el patrimonio que guarda, “que es maravilloso y una joya en Canarias”, destacó. “La idea que tengo es empezar a exponerlo, ya sea en otras instalaciones municipales, y estamos buscando la fórmula para contar con un espacio fijo para exposiciones temporales”, añadió.

Otro de los objetivos será la adquisición de una nave en la que colocar las más de 60.000 cajas que conforman el archivo administrativo y que, en estos momentos, se han tenido que trasladar a la Casa Anchieta, para un periodo de dos o tres meses, mientras se saca a licitación y se adjudica este espacio. “Cuando me incorporo al área nos ponemos a hacer cuentas y veo que unificando los gastos de los dos alquileres que tenía el Ayuntamiento para guardar archivos podríamos tener una superficie bastante amplia y bien equipada para resolver el problema de espacio para 15-20 años y encima nos ahorraríamos hasta el 50% en alquiler”, apuntó la edil.

Asimismo, Mónica Martín indicó que se realizarán trabajos de mejora de las instalaciones del Archivo, para que esté “en perfectas condiciones”; y que se está adquiriendo nueva maquinaria, como una destructora de gran calidad porque “el trabajo de destrucción de documentos también es importantísimo”. “Y en los próximos años -añadió-, vamos a comprar nuevas estanterías e intentar que el Archivo esté en mejores condiciones de las que está y que se pueda visitar y que las personas que vengan a hacer consultas estén más cómodas”.

Otro punto importante es el de personal, ya que el Archivo adolece de falta de trabajadores. “Estamos valorando algunas posibilidades, sobre todo a través de convenios -indicó-. Este año ya hemos hecho un primer contacto con otras instituciones para ver las posibilidades de convenios para, a través de prácticas tuteladas, poder contar con más personal”.