puerto de la cruz

Larga vida a una tradición

Representación del mataculebras. | DA
Representación del mataculebras. | DA

Fue en el último decenio del siglo XIX cuando el cubano Manuel Díaz, más conocido como Manuel El Catalina, introdujo en Puerto de la Cruz el mataculebra. Se trata de una vieja tradición afrocubana, introducida en el país latino por los esclavos africanos, que se celebraba el día de Reyes. Consistía en matar al animal, símbolo del mal y del poder, en medio de danzas y cantos, ya que ese día era el auténtico Carnaval de la población negra, porque gozaba de verdadera libertad y licencia.

Al abolirse la esclavitud, en 1880, se prohibió a los cabildos de negros la circulación de comparsas el día de Reyes y por eso este ritual pasó a desarrollarse durante el Carnaval.

La última vez que se representó en Cuba fue en la década de los 40 del siglo pasado, pero en la ciudad turística los descendientes de Manuel Díaz la mantuvieron hasta 1985, año en que se perdió por la falta de apoyos.

Sin embargo, en 1997 un proyecto de la Concejalía de Cultura rescató esta tradición para llevarla a los colegios al objeto de que los niños puedan conocer su historia, de la que también se desprende la de la inmigración canaria a otros países.

Desde entonces, esta actividad educativa se ha desarrollado de manera ininterrumpida en los centros públicos de Puerto de la Cruz, San Antonio, Tomás de Iriarte, La Vera y César Manrique. Estos dos últimos comenzaron ayer y el resto, lo hará hoy.

En esta edición, se trabajará con los alumnos de quinto de Primaria, quien en primer lugar, a través de talleres, conocerán el origen, significado y a los protagonistas del mataculebra. A esta fase teórica le sigue una de carácter práctico, que consiste en seleccionar a algunos estudiantes de cada centro para representar el ritual el lunes de Carnaval por el recorrido establecido, que comienza en Punta del Viento, sigue por la plaza del Charco y la calle de La Verdad para finalizar en la plaza.

La actividad, que tiene una duración de cuatro semanas, con dos horas semanales en cada centro, es impartida por tres monitores con experiencia en la escenificación. Cada uno de ellos trabaja con un grupo de entre ocho y diez alumnos.

La intención es que el alumnado conozca el patrimonio cultural del municipio y participe actívamente en su conservación, asegura a este periódico la concejal de Cultura, Sandra Rodríguez. Así se ha decidido en la Estrategia Cultural 2020 de Puerto de la Cruz, un plan que se intenta elaborar con la ciudadanía y que va más allá de la programación y de la gestión cultural.

La iniciativa, aprobada en febrero del año pasado, contó con el apoyo unánime de los grupos de la Corporación. En este sentido, Rodríguez subraya que su intención es convocar “lo antes posible” una mesa de trabajo del patrimonio cultural histórico para avanzar en su recuperación y en la mejora de las tradiciones, dado que es una de las que falta en el marco del citado plan.

José Pedro Hernández, director del Carnaval
El gestor cultural José Pedro Hernández, natural de La Orotava, ha sido designado director del Carnaval Internacional del Puerto de la Cruz 2016, después de haber estudiado las propuestas recibidas ante la invitación realizada para dicho fin.

En esta edición de las carnestolendas, que por votación popular será dedicada al cine, y que se celebrará del 27 de enero al 14 de febrero, Hernández será el responsable de los diversos actos que se enmarcan en la programación de Fiestas, como la presentación oficial de las candidatas infantiles y adultas, elección de las reinas, cabalgata anunciadora, Carnaval de día, concurso de disfraces, certámenes de murgas, comparsas y grupos coreográficos, Mascarita Ponte Tacón, el Coso y Domingo de Piñata.