puerto de la cruz

Una luz al final del… muelle

futuro muelle deportivo y pesquero de Puerto de la Cruz La construcción del futuro muelle deportivo y pesquero ha originado diferentes diseños; destacan el de Fernando Martín Menis, con la presencia de rías interiores en la parte de tierra, hasta el                                           presentado por el Consorcio Entelo, que albergaba un pueblo canario. Las características del nuevo proyecto todavía son desconocidas para la ciudadanía. / DA La construcción del futuro muelle deportivo y pesquero ha originado diferentes diseños; destacan el de Fernando Martín Menis, con la presencia de rías interiores en la parte de tierra, hasta el                                           presentado por el Consorcio Entelo, que albergaba un pueblo canario. Las características del nuevo proyecto todavía son desconocidas para la ciudadanía. / DA
<
>
La construcción del futuro muelle deportivo y pesquero ha originado diferentes diseños; destacan el de Fernando Martín Menis, con la presencia de rías interiores en la parte de tierra, hasta el presentado por el Consorcio Entelo, que albergaba un pueblo canario. Las características del nuevo proyecto todavía son desconocidas para la ciudadanía. / DA

Ilusión, expectativas, exigencias, escepticismo y, sobre todas las cosas, muchas dudas. Esto es lo que genera el futuro muelle deportivo y pesquero de Puerto de la Cruz. Un proyecto que lleva gestándose hace más de 30 años y que todavía no ha visto la luz, aunque parece que cada vez está más cerca.

Parte de las incertidumbres están siendo solventadas por las administraciones competentes, mientras que otras siguen a la espera. Lo que sí tiene claro el Cabildo de Tenerife, impulsor del proyecto, es el camino por el que quiere transitar y la meta a la que quiere llegar. Y no es poco.

Por eso, la renuncia en mayo del año pasado de la empresa Entelo, integrada en el Consorcio que construirá la parte de tierra, no supone un problema. La empresa Teleférico Pico del Teide ha asumido el papel principal ya que también forma parte del organismo.

Tampoco la financiación, dado que en caso de no contar con recursos de la iniciativa privada, el Cabildo propondrá que la parte terrestre del proyecto se costee con fondos del IGTE (Impuesto General sobre el Tráfico de Empresas), confirmó a este periódico el presidente insular, Carlos Alonso, y así se lo trasladó al presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, quien aceptó la propuesta, según Alonso. Este último sostuvo que el Cabildo ya tiene el plan financiero y una vez dado este paso iniciará la ronda de inversiones para completar la financiación.

La reivindicación de los portuenses a tener un puerto deportivo, comercial y pesquero comenzó hace siglos, aunque fue en las últimas décadas cuando se dieron pasos significativos que permitieron comenzar a proyectar esta infraestructura.

MAQUETAS Y PRESUPUESTOS
Las maquetas con las diferentes propuestas de construcción y diseño han ido y venido, igual que el monto de la inversión y la fecha de inicio de las obras. Entre las más destacadas se recuerdan la que se presentó en 2007, basada en la idea del arquitecto Fernando Martín Menis, ganador del concurso público convocado por el Cabildo para la redacción del Plan Especial, en plena campaña electoral. Le siguió la de diciembre de 2013, de menores dimensiones, en la que se descartaba el atraque de ferrys y cruceros porque era una alternativa económicamente inviable. Carlos Alonso justificó la propuesta en una charla organizada por el Círculo de Empresarios del Norte que levantó polémica.

En el medio de ambas, se celebró una manifestación histórica en la plaza de Europa que convocó a más de 15.000 personas para exigir la reactivación de una instalación portuaria que completará la oferta turística del municipio norteño.

Con el presupuesto ha ocurrido algo similar. De los 180 millones iniciales se redujo a 120, luego se incrementó a 360 hasta la inversión que se maneja en la actualidad, de 104,3 millones, de los que 67,8 corresponden a fase marítima y 36,5 millones a la terrestre.

Respecto al inicio de los trabajos, mediados de 2015 fue también la última fecha dada que, al igual que las anteriores, no se cumplió. “He dado muchos plazos y he cometido errores, ya no depende tanto del Cabildo. Creo que a esta administración más no se le puede exigir, cada vez que hay una oportunidad nosotros subimos la apuesta”, subraya el presidente insular.

Mucha agua ha corrido desde entonces. El proyecto actual consta de una parte marítima y otra terrestre, esta última financiada a través de la iniciativa privada. El proyecto básico se ha remitido a Costas desde hace meses y también está la propuesta técnica de la parte de tierra que promueve Teleférico Pico del Teide a Puertos de Canarias con la solicitud de concesión, recuerda Carlos Alonso. “Ahora, este ente debe integrar las dos partes y negociar con Costas la adscripción definitiva de los terrenos”, explica.

Zona en la que se construirá el muelle deportivo y pesquero de Puerto de la Cruz y que también tendrá un área de aparcamiento. | M. P. P.
Zona en la que se construirá el muelle deportivo y pesquero de Puerto de la Cruz y que también tendrá un área de aparcamiento. | M. P. P.

UNA ACTUACIÓN DIFERENTE
Pero el proyecto actual en tierra difiere del diseñado por Entelo, dado a conocer públicamente, y caracterizado como un pueblo pesquero tradicional canario, con usos comerciales, un paseo marítimo al borde del mar, zonas verdes, e islas para usos deportivos e infantiles.

Al retirarse la empresa catalana, Teleférico del Teide retomó la idea de Fernando Martín Menis. Ya no habrá pueblo canario sino una arquitectura más simple, con muchas alturas, vegetación, que incluye fragmentos de agua en la parte de tierra. No obstante, los usos serán prácticamente los mismos. Albergará un parque marítimo, aparcamiento, restauración y pueblo artesano.

El Cabildo destinó una partida de 183.000 euros en el presupuesto de este año para finalizar la valoración de la parte técnica de la segunda fase. Las características del nuevo proyecto todavía se desconocen.

El presidente insular asegura que lo hará público una vez que se lo presente a la nueva Corporación municipal. Una de las claves que encierra y de la que muchos están pendientes es el tamaño de la bocana.

APOYO A LA INICIATIVA
Este aspecto no es baladí. Por el contrario, es el que más polémica ha generado y condiciona el apoyo a la iniciativa. Así lo han dejado claro muchos sectores empresariales, la Cofradía de Pescadores y alcaldes. Entre ellos, el de Los Realejos, presidente insular del PP, Manuel Domínguez, quien exigió en varias ocasiones que se modifique el actual boceto y se amplíe la bocana para que entren cruceros de mediano tamaño.

El anterior gerente de Puertos Canarios Juan José Martínez calculó que esta infraestructura generará más de 900 puestos de trabajo directos e indirectos, solo en su primera fase.
Más allá de su diseño final y sus características, lo que nadie se atreve a discutir es que el futuro muelle deportivo y pesquero tendrá una repercusión indudable en la economía de Puerto de la Cruz.

Alonso cree que es el momento de apostar por el nuevo muelle. | M. P.
Alonso cree que es el momento de apostar por el nuevo muelle. | M. P.

Si hay atraque de cruceros, falta un estudio de impacto
El proyecto marítimo del puerto deportivo y pesquero de Puerto de la Cruz se va a ejecutar por fases y todavía queda por ajustar “alguna cuestión”, manifestó a este periódico el presidente del Cabildo, Carlos Alonso. En la primera se permitirá el atraque de ferrys y en la segunda, la posibilidad de que lo hagan cruceros.

En este sentido, adelantó que para que puedan arribar cruceros es necesario realizar un nuevo estudio de impacto ambiental, ya que supone ir por fuera del ámbito marítimo de la declaración que autorizó el proyecto y que está vinculado al proyecto básico de Teno Ingenieros, defendido por la mayoría de los sectores empresariales y sociales de la ciudad turística.

“Para que atraquen cruceros es necesario salirse de esa lámina de agua y requeriría un nuevo estudio de impacto ambiental, además de ver la viabilidad técnica”, declaró.

Por este motivo, añadió Alonso, se hará una primera fase, que incluye el atraque pesquero, deportivo y comercial, y se seguirá trabajando en la segunda.

“Si no lo hacemos ahora que hay dinero, interés, voluntad, ¿qué hacemos, paramos, como hicimos hace 15 años?”, cuestionó. En su opinión, es mejor empezar por una primera fase y luego continuar.

En cualquier caso, el presidente insular hizo hincapié en la importancia de que el proyecto se apruebe con el consenso de todos, tanto en el Cabildo como en el Ayuntamiento, y pondrá todo su esfuerzo en conseguir este objetivo. Justamente por ello, recordó, la presentación se pospuso con motivo de las elecciones, “para no politizarlo y generar polémica”.