SOCIEDAD

El Plan Canario de FP es el peor dotado económicamente del país

La FP no está cumpliendo las expectativas de inserción previstas. / DA
La FP no está cumpliendo las expectativas de inserción previstas. / DA

El Plan Canario de Formación Profesional (FP) 2013-2016 estaba concebido como un elemento esencial para “asumir las necesidades formativas generadas en la construcción de un nuevo modelo económico” en el Archipiélago, basado en el conocimiento, como fuerza impulsora. Dicho modelo, según exponía en su argumentario este programa formativo, “requerirá una población dotada de una adecuada cualificación y con capacidad para incorporarse a un puesto de trabajo o para crear el suyo propio”. El plan, sin embargo, ya nació con una financiación “insuficiente”, como han venido denunciando los sindicatos, que además recuerdan que el presupuesto dedicado a la FP y la Educación Secundaria en las Islas descendió casi el 30% entre 2007 y 2015, pasando de 645 a 480 millones de euros.

Esta circunstancia, entre otras cuestiones, provocó que este programa sea el peor dotado económicamente de todo el país, ya que apenas contó con una inversión extraordinaria de 800.000 euros. Una cantidad que, según aseguran desde la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras (CC.OO.), está muy lejos de la media nacional y a una distancia sideral de lo que han destinado en el mismo periodo regiones como Extremadura (700 millones), País Vasco (200), La Rioja (113) o Aragón (78). “La política de formación profesional que llevó a cabo la anterior Consejería fue una pura incoherencia entre lo que se decía y lo que se hacía”, denotan desde CC.OO, quienes denuncian que “se sustituyó la FP presencial (30 horas de formación directa al alumnado) por FP online (5 horas de tutorías a la semana) y se recortó en un tercio el presupuesto para este tipo de formación, que habitualmente se realiza en talleres sin dotar y sin material”.

Desde el sindicato insisten en que “la formación a distancia se está dando en algunos centros que no tienen la familia profesional del ciclo que se imparte, y a parte del profesorado se le contrata por el sistema de horas extras, teniendo que desarrollar su labor en aulas masificadas”.

En la misma línea se manifiestan desde UGT, donde dejan claro que en Canarias “sigue habiendo menos alumnado en Formación Profesional que en Bachillerato”. “El Plan Canario de FP que se aprobó carecía de una ficha financiera con partidas económicas por acciones, programas y objetivos en cada uno de los tres años programados”, reiteran las mismas fuentes, quienes confían en que el departamento que ahora dirige Soledad Monzón elabore un nuevo plan que cubra las demandas reales de la población y los sectores productivos isleños. Para lograrlo, el presupuesto de Educación para este ejercicio ha crecido en algo más del 1%, lo que suponen 16 millones más que en 2015.

Una cantidad que, según la Consejería, servirá para incrementar los recursos destinados a evitar que los alumnos con dificultades queden excluidos del sistema, así como las partidas para FP, transporte escolar, comedores y para la compra de libros de texto y material escolar.

Pese a este incremento, la oposición vuelve a considerar “insuficientes” las partidas para la Formación Profesional, que según critican difícilmente alcanzará los niveles de matrículas e inserción de la mayoría de comunidades autónomas y de buena parte de los países de nuestro entorno.