POLÍTICA

Podemos quiere abrir las cuentas bancarias de la Administración

El chocolate espeso y las cuentas claras. Eso es lo que quiere Podemos, que ha registrado en el Parlamento de Canarias una proposición de ley para que la ciudadanía conozca “los movimientos de su dinero”. Con esta iniciativa, presentada ayer en una rueda de prensa por las diputadas Noemí Santana y Concepción Navarro, se pretende que los responsables públicos lleven bolsillos de cristal. Al amparo de la ley 12/2014, de transparencia y acceso a la información, se declararían como abiertas y accesibles todas las cuentas de las administraciones canarias (autonómica, locales e insulares) y de aquellos organismos que reciban algún tipo de financiación pública.

Las consultas se realizarían desde el portal de transparencia, con la salvaguarda de la protección de datos. “El derecho de acceso se ejercería conforme a los principios de buena fe e interdicción del abuso”, dispone el artículo 2.4 de la propuesta del grupo de Podemos. Los límites los marca, por lo tanto, la normativa de aplicación en la materia.

En la pantalla aparecerían detalles como la clase de la cuenta, denominación, titularidad, radicación e identificación, entidad y el número. Las solicitudes serían gratuitas, “sin perjuicio de las tasas previstas por expedición de copias o la transposición a formatos diferentes al original”.

Para garantizar la seguridad y la eficacia de las operaciones, la gestión y la vigilancia se confiarían a la Consejería de Hacienda. La Dirección General del Tesoro y Política Financiera canalizaría el caudal informativo hacia la ventanilla virtual. “Los episodios de corrupción política y el mal uso de los recursos a los que hemos asistido en los últimos años hacen imprescindible la implementación de nuevas medidas de regeneración democrática”, se lee en la exposición de motivos. Este párrafo fue el hilo conductor de la comparecencia de Santana y Navarro, que acudieron a ejemplos de otras comunidades autónomas. Durante las respectivas tramitaciones parlamentarias, la respuesta del PSOE, que ahora coquetea con Podemos para llevar a Pedro Sánchez a La Moncloa, no ha sido uniforme. Apoyó la proposición en Extremadura pero se opuso a su toma en consideración en Andalucía, donde el PP y Ciudadanos se abstuvieron e IU votó a favor. Textos similares se han presentado también en Asturias, la Comunidad Valenciana, Región de Murcia o La Rioja.