puerto de la cruz

De proyecto a realidad

El proyecto, cuyo último tramo finaliza en el mirador de La Paz de Puerto de la Cruz, permitirá la unión de cinco municipios del Norte por la línea costera. | M.P.P.
El proyecto, cuyo último tramo finaliza en el mirador de La Paz de Puerto de la Cruz, permitirá la unión de cinco municipios del Norte por la línea costera. | M.P.P.

El Paseo de la Costa es una iniciativa del hotelero portuense Enrique Talg Weiss, propietario y fundador del hotel Tigaiga, fallecido en septiembre de 2006 para unir los municipios de Los Realejos y Santa Úrsula, pasando por el Puerto de la Cruz y La Orotava.

El proyecto sufrió diversas modificaciones, como la de incluir a San Juan de la Rambla, y algunos amagos de inicio. Pero lo cierto es que recién en mayo del año pasado se dieron los primeros pasos para convertirlo en realidad, cuando el Consorcio Urbanístico para la Rehabilitación de Puerto de la Cruz sacó a licitación los trabajos, que finalmente acometerá Dragados por un importe cercano al millón de euros, confirma a este periódico el edil de Urbanismo de Puerto de la Cruz, Juan Carlos Marrero.

El proyecto contempla dos tramos. El primero, entre el hotel Semiramis y el mirador de Agatha Christie, que comenzará el 11 de enero y durará hasta abril, mientras que el segundo comprende entre este último punto y el mirador de La Paz (San Amaro) y se ejecutará una vez finalizado el anterior. En total, la actuación durará ocho meses.

Las obras consisten en cambiar todo el pavimento y sustituir el muro por una barandilla, que lleva expuesta en los jardines de la Casa Rahn desde hace un año para valorar las inclemencias del tiempo. A ello se le añade un cambio en las escaleras, que serán más rectas y no con tantas curvas, y la accesibilidad de la rampa en un 50%. “En todo el paseo sería imposible por las alturas”, explica el edil. Ya se han mantenido reuniones con los propietarios de los apartamentos Ikarus y los de la cafetería que se ubica en la zona para conocer cuáles son los meses en los que menos les afectarían las obras.

Marrero precisa que la dificultad de la actuación radica en el lugar en el que se encuentra, un acantilado, pero que los trabajos no revierten mayor complejidad.

SE DESCARTA EL ASCENSOR
El proyecto sufrió algunas modificaciones respecto al inicial. El más trascendente ha sido la de descartar el ascensor que el paseante se podía encontrar al llegar al hotel Semiramis por el coste y el mantenimiento que requería esta instalación. También la accesibilidad llegaba más lejos pero debido a que en la misma zona, y en concreto, en la parte de las piscinas, había que bajar la cota de los muros exteriores en una altura considerable, los técnicos estimaron que no factible.

El hijo de Enrique Talg, que lleva su mismo nombre, asegura que la mayoría del camino está terminado, pero “falta unir los eslabones” para poder homologarlo e incluirlo en la Red Insular de Senderos bajo la nomenclatura PR-TF-30. “Estaría muy orgulloso si la idea de mi padre comienza a ser una realidad, porque caminar por la costa es una demanda continua de los turistas del Valle”, sostiene.

Con opciones de ir por la carretera
El proyecto original del Paseo de la Costa, ideado por el fundador del portuense hotel Tigaiga, Enrique Talg Wyss, atraviesa los municipios de Los Realejos, San Juan de La Rambla, Puerto de la Cruz, La Orotava y Santa Úrsula. Comenzaba en la zona de Las Aguas, pasando por la playa de El Socorro. En este punto tenía dos opciones, ir por la carretera o por la costa. Continuaba por la zona de La Romántica, El Burgado y Punta Brava, a la altura de El Castillo. Aquí también se presentaban dos posibilidades, seguir por la línea de mar o por la zona del Taoro-San Fernando, hasta llegar a la Casa Amarilla. El último tramo comprendía las playas de El Bollullo, Los Patos y El Ancón.