POLÍTICA

Rajoy dice que la corrupción no tiene “por qué dificultar” las negociaciones para el Gobierno

MARIANO RAJOY
Rajoy afirma que mientras Barberá no sea llamada a declarar o acusada “de algo”, no puede decir más que está “absolutamente limpia”. / REUTERS

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha asegurado que la corrupción “no tiene por qué dificultar” las negociaciones que ha abierto para intentar formar gobierno, y ha recalcado que el PP ha sido “implacable” con los corruptos. Tras subrayar que “cualquier persona” involucrada en una irregularidad será “apartada” del partido, ha afirmado que la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá, no está “acusada de nada” y no puede decir otra cosa más que está “absolutamente limpia”.

En una entrevista en Telecinco, recogida por Europa Press, Rajoy ha destacado que las detenciones que afectan a exaltos cargos del PP valenciano por el cobro de comisiones ilegales demuestran que “no hay impunidad” y que las instituciones funcionan, al tiempo que ha recordado que este asunto “surgió” el año pasado aunque a los tribunales les lleve su tiempo la investigación. “El PP ha sido y seguirá siendo implacable”, ha enfatizado.

En este sentido, ha señalado que el PP acordó ayer suspender a todas las personas afectadas por la operación desarrollada en Valencia, “no por un problema de negociaciones” de gobierno sino por “respeto a los militantes y simpatizantes” del Partido Popular. “Cualquier persona del PP que se vea involucrada en un asunto de estas características será apartada inmediatamente del partido”, ha proclamado.

Tras reconocer que los casos de corrupción es lo que “más daño” les ha hecho ante las elecciones, ha reconocido que “probablemente” en la pasada legislatura no hayan “actuado bien”en “algunas ocasiones”. Eso sí, ha resaltado que “no hay nadie involucrado en un caso de corrupción que no esté apartado” de su formación.

Rita Barberá “no está acusada de nada”

Al ser preguntado si tomará medidas contra la exalcaldesa y actual senadora Rita Barberá o el diputado Gerardo Camps si son investigados por este caso, Rajoy ha indicado que no han sido llamados a declarar y que no saben muchas cosas de este caso porque el juez ha decretado el secreto de sumario. “Mientras no sean llamados a declarar, no sean detenidos o se les acuse de algo, no puedo decir nada distinto de que estas personas están absolutamente limpias”, ha exclamado.

A renglón seguido, el jefe del Ejecutivo ha asegurado que hay que ser “equilibrados en los juicios” porque Rita Barberá “no está acusada de nada ni nadie la ha llamado a declarar en ninguna condición, ni como investigada ni como testigo ni como nada”. “Por tanto, pido un poco de mesura en todas estas cosas. No me consta que se le acuse de algo y si se le acusara de algo tendría exactamente el mismo trato que tendría yo y cualquier militante del PP”, ha manifestado.

Ante el hecho de que, aparte de la redada en Valencia, estos días estén apareciendo más casos que afectan al PP, como Acuamed, los ordenadores de Bárcenas o la nueva citación del exvicepresidente Rodrigo Rato, Rajoy ha señalado que son “cosas” que “no gustan a nadie” y ha añadido que su formación ya ha “aprendido” para que no se vuelvan a producir en el futuro.

En el caso de Rato, ha indicado que lo vio “en el periódico” pero ha dicho no saber si es “cierto”. “Rato, en cualquier caso se ha apartado del PP”, ha apostillado. Y sobre Acuamed, ha recordado que se ha abierto una investigación aparte de la de la propia Fiscalía y el juez, por lo que, a su juicio, las instituciones “funcionan”.

En cuanto al hecho de que un partido, el PP, esté imputado por primera vez, ha asegurado que “no conoce “exactamente cómo está ese asunto” y ha agregado que ha sido citado la gerente del partido por el borrado de los ordenadores del extesorero del PP Luis Bárcenas. “Es lo que se hace en las empresas. Cuando alguien deja su ordenador y es de la empresa, pues se le entrega a otra persona y se borra”, ha apuntado.

La lucha contra corrupción, en las negociaciones

En medio de las negociaciones para formar gobierno, Rajoy ha reconocido que el PP “ha sido muy castigado por la corrupción y con razón” pero ha sido “el primer partido” en las elecciones, lo que evidencia, ha dicho, que la gente también “valora algunas cosas positivas” que ha hecho al frente del Gobierno.

En este punto, ha asegurado que en la pasada legislatura su Ejecutivo aprobó el “paquete legislativo más amplio para luchar contra la corrupción desde 1977″. “Hemos tenido gente que ha hecho lo que no debía, hemos sido capaces de reaccionar y hoy es más difícil hacer esas cosas”, ha afirmado.

Además, ha apostado por tomar más medidas para evitar que se repitan más casos de corrupción en el futuro. “Lo importante es que seamos capaces entre todos de luchar eficazmente contra la corrupción”, ha aseverado. Por eso, ha añadido que ése debe ser uno de los temas que se aborden en las negociaciones para formar gobierno, máxime cuando puede afectar a personas de todos los partidos.

¿No sentarme con Sánchez por los ERE?

En cualquier caso, el presidente del Gobierno en funciones ha calificado de “sorprendentes” las críticas que han lanzado otros líderes de la oposición al PP por el caso de corrupción en Valencia, ya que, según ha dicho, “deberían mirar también lo que tienen en su propio partido”.

“No le voy a decir a Sánchez que no me siento con él por los problemas de los ERE en Andalucía. Ni Ciudadanos le ha dicho a la presidenta de la Junta de Andalucía que no se sienta con ellos por los problemas de los ERE”, ha manifestado, para recalcar que de lo que se trata es de que “todos” sean “contundentes” contra los que cometen irregularidades.

Al ser preguntado cuándo debe ser expulsada una persona del partido, Rajoy ha reconocido que “depende de los casos”, ya que, “hay casos evidentes y otros que no lo son”. A su entender, la expulsión definitiva debería ser la expulsión del juicio oral.