superconfidencial

Una revista de economía

1. Que un periodista, un buen periodista además, como es Antonio Salazar, se haya lanzado a la aventura de editar una revista de economía, relativa mayoritariamente a Canarias, es una osadía periodística, una aventura personal muy interesante y un gesto de valentía. Admiro a los emprendedores, a los que tienen que contar las perras para llegar a final de mes, no a los que viven de un sueldo, sin arriesgar nada, que lo más probable es que lo cobren en tiempo y forma y se tumben a la bartola. Yo he editado dos revistas en mi vida, El Burgado y El Gráfico, esta última con franquicia argentina. Con la primera tiré unos años, aunque no gané dinero. Pero tampoco se descalabró mi presupuesto. Y con la segunda, que era una maravilla, perdí dinero. Creo que se editaron diez números, que tengo encuadernados -los otros también- y me siento orgulloso de ellos. El Gráfico fue una gran revista deportiva, que editaba yo y dirigía Luis Padilla, otro excelente periodista. La Gaveta Económica, que así se llama la revista de Antonio Salazar, es un excelente producto que debe ser bien valorado por los empresarios canarios. Se distribuye en la última semana de cada mes con este diario y también se puede encontrar en kioscos. Con abundante información, útil para quienes están en el mundo de las empresas, la banca y las bolsas.

2. Yo no conocía mucho a Antonio Salazar, un autodidacta, un hombre muy metido en los asuntos de economía, un especialista. Ahora, con la radio, cuando consigo conectar la RDSI, paso un rato agradable por las mañanas con él -que dirige ¡Viva la Radio!- y con otros compañeros a los que he tomado afecto. Hombre, tengo mis manías y agarro mis calenturas pasajeras, porque vengo de vuelta de casi todo y porque no son, desde luego, mis mejores meses, pero lo de la radio me relaja, sobre todo escuchando a los personajes de Juan Luis Calero, que son extraordinarios. Y a perdonar. Siempre agradezco a Lucas Fernández esta reentrada.

3. Les recomiendo esta revista. Está bien escrita. Y con temas que casi nadie toca. Y con artículos que aportan información abundante y certera sobre asuntos económicos, tan ligados también a la política, porque la economía, por desgracia, se construye desde la política.