juicio de arona

Roberto de Luis desmiente categóricamente que hubiera cobrado comisiones por tramitar licencias

<
>

Fotos ANDRÉS GUTIÉRREZ

Roberto de Luis, aparejador municipal, también desmiente categóricamente, “lo juro por mi madre”, que hubiera cobrado comisiones por tramitar licencias. Dijo conocer la grabación realizada por el empresario Ansorena y fue el primero que le preguntó a Elíseo de la Rosa dile había pedido algún dinero como se recoge en la cinta que ayer de nuevo fue recurrida por la defensa del empresario Arsenio Zamora al ser emitida esta mañana por la Cadena Ser. El juicio prosigue con la larga declaración de Roberto de Luis que afirmó que la denuncia de su sobrino José Antonio Molina contra él, acusándole de llevar bolsas de dinero en metálico provenientes de pagos de promotores como pago por licencias. Roberto de Luis, tras un extenso repaso de su relación con quien trató como un hijo, afirmando que sus acusaciones falsas se debieron a una venganza por oponerse a que abriera junto con su hijo Alejandro un pub en Santa Cruz y cuando este le dijo que su sobrino estaba utilizando su nombre y haciéndose pasar como Roberto de Luis para extorsionar a promotores inmobiliarios.

Termina la extensa declaración del aparejador Roberto de Luis que terminada alegando ante pregunta de su letrado que el sobrino que le denunció ha estado en la cárcel por tráfico de drogas y por maltrato físico a sus novias, tratando de minimizar la denuncia de este sobre las comisiones cobradas por Roberto de Luis.

Ahora declara el arquitecto Zenón Rodriguez, arquitecto que le encargaba trabajos a Roberto de Luis a pesar de ser este funcionario de Arona. Rodriguez dice las obras de su empresa en Arona eran de poca envergadura, con edificios de tres plantas y seis u ocho viviendas, nada de hoteles o complejos turísticos. La declaración de Zenón Rodríguez continuará mañana tras levantar la quinta sesión del juicio oral del caso Arona 1 la jueza presidente Lucía Machado.