Santa Cruz deja hasta 253 plazas de funcionarios sin dotación

Imagen de archivo de la fachada del Ayuntamiento de Santa Cruz. / DA
Imagen de archivo de la fachada del Ayuntamiento de Santa Cruz. / DA

Hasta 253 plazas de personal funcionario son las que el interventor municipal detalla en su informe sobre la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del Ayuntamiento de Santa Cruz para 2016, que no están dotadas económicamente o no lo están suficientemente. El informe de fiscalización del presupuesto municipal para 2016 señala como dato significativo que de los citados 253 puestos, existen 114 de la Policía Local sin presupuestar y 50 más “insuficientemente dotados presupuestariamente”. “Esta circunstancia -continúa el informe- contradice lo reflejado en la Plantilla de Personal funcionario, ya que se indica en la misma, la existencia de 90 plazas de Policía sin dotación presupuestaria”, añade el informe del interventor.

Otro ejemplo de la información contradictoria entre la información recogida en el presupuesto y la que viene en el detalle de la Plantilla, es la relativa a la de los puestos de tres psicólogos, los cuales se encuentran insuficientemente presupuestados en el primero, mientras que en la Plantilla de personal funcionario se refleja que las 5 plazas que existen de psicólogos se encuentran totalmente presupuestadas. Otros puestos que cita Intervención que no figuran con dotación económica, son, entre otros, un comisario principal, un ingeniero de caminos, cuatro plazas de técnico de administración general, un técnico superior en comunicación o 21 auxiliares administrativos. Datos como estos son los que, señala el interventor, hacen que, “dada la interconexión entre Plantilla y Presupuesto, la información que se presenta presupuestariamente es incompleta, y a la vez, contradictoria”.

PRESUPUESTO
El interventor continúa detallando que la dotación presupuestaria de esta parte de los trabajadores municipales, asciende a 36.522.113 euros, el 6,38% más que en el ejercicio actual. La subida del 1% marcada por el Gobierno central y la recuperación de la paga extra de 2012, son los principales motivos del incremento. Es justo reconocer que intervención también señala que el peso del personal funcionario ha venido descendiendo considerablemente en los últimos años, soportando así las restricciones presupuestarias en el área de personal.

En cuánto a los trabajadores eventuales, los únicos que por otra parte, figura en su totalidad dotado presupuestariamente, tiene un coste de 880.274 euros lo que supone una disminución del 16,29% respecto del ejercicio anterior, obedeciendo la reducción a que hay menor número de eventuales, tantos como concejales, según establece la ley.

El personal directivo por su parte, cuyas retribuciones fueron altamente discutidas en el pasado Pleno del 22 de diciembre, alcanza la cifra de 719.632 suponiendo “un significativo incremento en sus retribuciones en un porcentaje del 38,20% respecto de las del ejercicio anterior”. Según explica el informe, este incremento obedece principalmente a que se prevé un incremento retributivo de los puestos que corresponden a este personal así como la creación de nuevos puestos.

Por último, la corporación, es decir, alcalde y concejales, tienen un coste de 856.930 euros. Dicho importe supone un incremento del 8,36% en relación al gasto aprobado en el Ejercicio 2015. Se motiva en la Memoria esta subida en las retribuciones del Personal Corporativo del 1% y en la aplicación de los acuerdos administrativos de dedicación exclusiva.

Alza del 170% en los laborales indefinidos
Las retribuciones de los trabajadores laborales, en su conjunto, bajan el 10% con respecto a 2015, alcanzando los 5,4 millones de euros. El informe de Intervención detalla que estos empleados se dividen en fijos, temporales e indefinidos y es en estos últimos donde resalta el incremento de las retribuciones, que supera el 170%. El motivo de esta subida se apoya fundamentalmente en la readmisión de 23 personas que desempeñaban sus funciones en la empresa que prestaba el servicio de recaudación en periodo voluntario, tras la última sentencia a favor de estos trabajadores emitida en febrero de 2015.
El Consistorio, que ha optado por la ejecución provisional de dicho fallo judicial, tiene la obligación de presupuestar los créditos necesarios para cubrir el pago de las nóminas de las 23 personas, una cifra que alcanza los 795.556,87 euros, de ahí el incremento tan llamativo en el apartado de trabajadores laborales indefinidos.

La readmisión no implica que los empleados estén desempeñando ninguna función municipal por lo que están en casa cobrando el salario que el juez ha marcado. Además de estos trabajadores también se ha readmitido a una empleada más que prestaba servicios en el Centro de Atención de las Víctimas del Delito.