superconfidencial

Silvana Pampanini y Berta Vázquez

1.Acaba de morir, en Roma, Silvana Pampanini, la inolvidable princesa Guacimara en Tirma (1954). Tenía 91 años. Tirma fue, en su día, un suceso cinematográfico. Rodada en Gran Canaria, tuvo dos protagonistas italianos, la propia Silvana y un desconocido Marcello Mastroianni, en un papel de conquistador español. Al mismo tiempo de esa triste desaparición de la Pampanini, el pasado día de Reyes, acaba de triunfar en el cine, en una película rodada en Huesca, Colombia y Gran Canaria, Berta Vázquez, en el papel de Bisila, la enfermera nativa que enamora al español Kilian, que viaja a la isla de Fernando Poo (Guinea Española), en 1953, a regentar una explotación agraria. La película de Fernando González Molina, basada en la novela Palmeras en la nieve, de Luz Gabás, me parece fantástica. No cansa y dura dos horas y 43 minutos.

2.Siempre, no sé por qué, me interesó el tema de Guinea Ecuatorial y el papel colonizador español en aquella tierra. Y un miembro de la Guardia Civil que fue el último -con otros cien compañeros- en abandonar el territorio, cuando la entrega de Guinea al nuevo Gobierno de Macías Nguema, me había contado cómo fue la evacuación, que coincide bastante con las imágenes de la película. A nadie, sino a España, se le ocurre hacer presidente de un país al conserje de la delegación del Gobierno español en la colonia, derrocado luego por su sobrino, Teodoro Obiang, que sigue ahí. Como ya escribí el otro día, don Ramón Gil-Roldán, a la sazón diputado al Congreso, regalaba puros a los ujieres de la cámara porque decía que ellos serían los futuros gobernadores civiles de Canarias. No le faltaba razón.

3.Dos películas rodadas en Canarias (una en la noche de los tiempos, otra muy reciente), un plató de moda gracias a la fiscalidad especial de las producciones cinematográficas en las islas. Mario Casas y Adriana Ugarte son los actores principales de la película, pero a mí me ha impresionado la belleza y la interpretación de Berta Vázquez, a pesar de su nombre y apellido originaria de Etiopía y nacida en Kiev. No se la pierdan. La música (en la que colabora Pablo Alborán), impactante. Y la fotografía, bellísima. Y la ambientación, muy lograda.