Thévenard correrá en La Palma

miguelangellopezgalan.com | fotógrafo
miguelangellopezgalan.com | fotógrafo

Xavier Thévenard, corredor francés del equipo Asics, es el primer gran nombre confirmado para la próxima Transvulcania, el Ultramaratón de La Palma. Conocido por su sobrenombre de Mr. UTMB, Thévenard es el gran especialista del Ultra Trail del Mont Blanc, unánimemente considerada como la competición más importante de trail running del mundo en el rango de las 100 millas (168 kilómetros). Tanto es así, que se ha adjudicado dos veces su modalidad de ultradistancia y es, a día de hoy, el único deportista que ha conseguido además vencer en sus otras dos categorías largas: TDS (119 kilómetros) y CCC (101 kilómetros).

Thévenard, de 27 años, es uno de los corredores más interesantes de la potente selección francesa de trail. Especializado en sus orígenes en biatlón y esquí de fondo, comenzó hace apenas un lustro a construir su meteórico asalto a la élite de las carreras de montaña.

En 2010 ya dio la sorpresa al adjudicarse la Courmayeur-Champex-Chamonix (CCC), considerada como la hermana pequeña de las carreras del Mont Blanc, a pesar de que por aquel entonces tenía apenas 22 años y carecía de asistencia externa. Las dos siguientes temporadas siguió cosechando triunfos en competiciones de ámbito nacional, como la Transju’trail (2011) y L’Endurance des Templiers (2012).

En 2013 asombró al mundo al resultar vencedor del UTMB en su primera participación. En aquel entonces consiguió cruzar la línea de meta de Chamonix por delante de dos especialistas tan consolidados como los españoles Miguel Heras (doble ganador de Transvulcania en 2010 y 2011) y Javier Domínguez (múltiple vencedor de la Ehunmilak vasca).

Tras un 2014 algo más discreto, en el que no obstante consiguió triunfar en la TDS, la temporada pasada resurgió de nuevo en el UTMB, tras mantener un ritmo constante que desarmó a rivales de la talla de Luis Alberto Hernando (doble ganador de Transvulcania en 2014 y 2015).

También en 2015 firmó un octavo puesto en el Campeonato del Mundo de Trail de Annecy (Francia), auspiciado por la International Association of Ultrarunners (IAU) y en el que la selección anfitriona consiguió acaparar cinco de los diez primeros puestos de la clasificación general masculina.

El galo no estará seguramente este año en el UTMB, pues tiene como objetivo correr en los cinco continentes y en la Hardrock 100. El corredor galo no defenderá el título que obtuvo el pasado año, que se sumó a su primera victoria en el UTMB en 2013.

Fuera de Francia, Thévenard es tremendamente selectivo con sus participaciones, hasta el punto de que Transvulcania es la única carrera internacional que ha disputado en más de una ocasión.

En 2013 finalizó la Ultramaratón de La Palma en el undécimo lugar, mientras que en 2014 se vio obligado a abandonar en el kilómetro 24 (Refugio del Pilar): “En aquel momento mi estado de forma era bastante bueno, pero un virus intestinal que me atacó tres días antes de la prueba me obligó a abandonar. Una verdadera pena. Realmente fue muy exótico poder correr con una luz y unos paisajes como aquellos, ya que normalmente paso unos cinco meses al año rodeado de montañas, de nieve y subido a unos esquís”, señaló en declaraciones a preguntas de la organización de Transvulcania.

La próxima edición, que será la octava de Transvulcania, se configura por tanto como su gran oportunidad para desquitarse del fiasco del año anterior y asociar su nombre a una carrera de prestigio fuera de las fronteras de su país natal.

EXIGENTE CALENDARIO
La Palma será su segunda competición de la temporada, tras el francés Trail de la Drome, “cuyo terreno es muy similar”.

Después de pasar por las Islas Canarias, este francés se plantea dar el salto a otras grandes citas fuera de Europa, como la mítica Hard Rock 100 (Estados Unidos), el Ultra Trail del Monte Fuji (Japón) o el Tarawera Ultramarathon (Nueva Zelanda).

“Ya tengo ganas de estar por allí”, concluyó en referencia a Transvulcania, “puesto que esta carrera de skyrunning es una ocasión perfecta para el reencuentro con atletas con los que normalmente no me mido en una prueba de ultra trail”.