boxeo

Pioneros en el país de las oportunidades

Juan Carlos Lopez King Daluz
Daluz, durante el pesaje de su combate ante David Martín Campillo. / DA

El boxeo tinerfeño sigue superando obstáculos y rebasando barreras. La última pareceía insalvable pero Adasat Toro Rojas y Juan Carlos López King Daluz la harán posible. El ex monarca nacional del peso semipesado peleará este próximo día 19 en el Club Nokia, en Los Ángeles mientras que el aspirante oficial al Campeonato de España del peso ligero, lo hará el 27 de febrero en el Madison Square Garden de Nueva York.

Adasat y Daluz serán los pioneros del boxeo tinerfeño en Estados Unidos. Nunca antes un fajador de la Isla había tenido el honor de pelear en el país de las oportunidades. Daluz pudo hacerlo en diciembre de 2014 pero declinó la posibilidad de medirse con Félix Verdejo.
En la historia del pugilismo tinerfeño hubo varios fajadores que cruzaron el charco. Domingo Mena El Bombardero lo hizo para medirse con el cubano Andrés González en La Habana, de donde salió derrotado por puntos.

Domingo Barrera Corpas también hizo la aventura americana para caer con polémica en el Luna Park de Buenos Aires ante el Intocable Nicolino Locche en un duelo donde uno de los jueces dio vencedor al Ciclón del Atlántico mientras los otros dos dieron vencedor al púgil argentino por dos puntos.

Juan Albornoz Sombrita también pudo haber cruzado el océano para pelear en Venezuela con el duro pegador local Carlos El Morocho Hernández, pero sus mentores, los Rodríguez López, no estimaron conveniente correr riesgos ante el primer campeón mundial venezolano que acumuló 44 triunfos por nocáut al finalizar su carrera dentro del profesional. A Miguel Velázquez también le rodearon los rumores que lo enviaban a Estados Unidos para medirse con el panameño Roberto Mano de Piedra Durán. El tinerfeño era el vigente campeón europeo del peso ligero tras derrotar a Ken Buchanan y finalmente fue el escocés el que se midió a Durán precisamente en el mítico cuadrilátero del Madison Square Garden.

Recientemente sí hubo dos canarios que cumplieron su sueño de pelear en Estados Unidos. Primero lo hizo el lanzaroteño Alexis Callero, que hizo su debut en el boxeo profesional en 2005 venciendo a José Sabino en la localidad de Port Saint Lucie, en Florida. El pasado 18 de diciembre boxeó en Las Vegas el también lanzaroteño Mariano Tiburón Hilario, con derrota en el cuarto asalto frente al rumano afincado en Nevada, Ronald Gavril.

“Esto es más que un sueño y sé que será difícil pero voy a darlo todo para aprovechar la oportunidad” confesaba ayer desde su habitación del hotel Crowne Plaza, al lado del aeropuerto de Los Ángeles, un ilusionado Adasat Rojas consciente de que su rival, Caleb Plant, “es el favorito”. Mientras, Daluz prepara sus armas para enfrentarse al peligroso invicto local Julián Rodríguez.