Pleno municipal de Candelaria

Los trabajadores de Epelcan podrán acogerse al Acuerdo Mixto

Grupo SSP Candelaria
Grupo municipal de Sí se puede / NORCHI

El Ayuntamiento de Candelaria negocia con los delegados sindicales -no puede ser comité de empresa, porque solo tiene 37 trabajadores- que actualmente prestan su servicio en la empresa municipal Epelcan para acogerlos en el nuevo Acuerdo Mixto que se está elaborando.
Esa fue la repuesta que dio el grupo de gobierno (PSOE-CC) a la moción que presentó Sí se puede ayer en el Pleno en la que solicitaba un convenio colectivo para los trabajadores de Epelcan, al considerar que tenían una situación laboral precaria frente a otros empleados del Ayuntamiento. El secretario de la Corporación señaló que la inclusión en el Acuerdo Mixto sería legal, tras consulta de al alcaldesa, que aludió a esa negociación para rechazar la moción defendida por Mayca Coello.
Coello habló de “contrataciones ilegales” en Epelcan, que vienen a sumarse a las denuncias por la RPT y Acuerdo Mixto de los trabajadores municipales, sin que en diez años se haya realizado en Candelaria una oferta pública de empleo.
El portavoz socialista, Manuel González, en ausencia de Airam Pérez Chinea, enfermo, se comprometió a “regularizar todas las situaciones del personal, incluidas las de Epelcan, para que se equiparen a la realidad que le corresponde”.
El Pleno tampoco aprobó otra moción de Sí se puede en la que se pedía suprimir “los privilegios” de que gozan los miembros de la Corporación a la hora de asistir a actos organizados por el Ayuntamiento. Agustín Espinosa pidió la supresión para que no hubiera diferencias con otros ciudadanos, excepto en aquellos actos institucionales en donde se requiera la participación expresa de miembros del Consistorio, poniendo como ejemplo lo que hace Podemos en otras administraciones nacionales, lo que fue calificado por José Fernando Gómez, de Vecinos por Candelaria como “demagogia populista”, relatando que a él le gustaría más estar en la última fila o tomando una cerveza en un kiosko antes de estar en primera fila con los organizadores, pero son éstos a los que “le gusta estar acompañados de la Corporación”.
Paco Pinto, edil responsable de protocolo en el Ayuntamiento, remarcó que “esos privilegios de los que se hablan no se corresponden con Candelaria”. La moción solo contó con los votos a favor de Sí se puede y la abstención del PP.

Un expediente de un doble pago

En el apartado económico, según las datos presentados por el interventor, el Ayuntamiento ha rebajado el pago de proveedores en 26 días en el último trimestre de 2015, pasando a 23 días, mientras ha subido en las empresas municipales, pese a que, como Epelcan, “tienen solvencia y liquidez”, dijo el interventor. José Fernando Gómez, de Vecinos por Candelaria, recordó “estamos pagando aún los despropósitos del gobierno anterior”, recordando que aunque hay una buena liquidación de ingresos, en los gastos se ha hecho frente a pagos pendientes de liquidación, como los 366.000 euros del contrato de Ricky Martin, que se “pagó dos veces”, y 1.648.000 euros a Aqualia, antes de renovar con esta empresa que gestiona el agua en el municipio.El resto de la oposición de dio por enterada de la dación de cuentas, sin intervenir, excepto Sí se puede que al igual que José Fernando Gómez preguntó por el expediente de un asesor (Enrique Ramos) que cobró, según dictamen del secretario, de manera ilegal de dos maneras, por lo que tiene que devolver “o la nómina o la cantidad que percibió como guionista del cómic Guanche”, pendiente también de un contencioso penal.