deportes

La Victoria, de peregrinación

Alrededor de 250 corredores dieron el visto bueno el año pasado a la iniciativa victoriera de unir el municipio norteño con Candelaria, en una tradición que se remonta a siglos pasados. En 2016, la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de La Victoria de Acentejo apuesta nuevamente, el 2 de febrero, por el singular trazado que ya se ha asentado, a pesar de su reciente creación, en una referencia ineludible con el mundo del trail lúdico-deportivo.

El carácter no competitivo de la cita es de gran importancia para los políticos de La Victoria, con la intención de encontrar el verdadero disfrute de todos los corredores que quieran vivir una experiencia distendida, sin mirar el cronómetro y por el hecho de acercarse a la Patrona de Canarias. Es decir, no habrá podios ni trofeos ni ganadores. Todos de alguna forma serán protagonistas, desde el primero hasta el último. La idea de la organización es premiar el esfuerzo colectivo, crear una prueba en la que todos sean uno, en la que la solidaridad y la deportividad sea protagonista y sea la que venza en la línea de meta.

Vínculo

La vinculación del municipio de La Victoria con Candelaria se remonta a siglos pasados. No solo por la peregrinación en sí. Además, los antepasados victorieros utilizaban los antiguos caminos que atravesaban la cumbre para comercializar con Candelaria, Arafo y Güímar. Debido a los grandes desniveles existentes tanto en La Victoria de Acentejo como en Candelaria, se trata de un recorrido de alta intensidad.

Por ello, la organización ha trabajado en la logístico del encuentro, estableciéndose tres grupos, según el nivel de forma física de los participantes. Así, habrá tres grupos diferenciados por el ritmo que impriman por kilómetro, que será de 6, 8 o 9 minutos. Cada grupo irá acompañado por dos guías que indicarán el camino a los corredores. Uno irá al frente del grupo y otro al final. Para evitar la pérdida durante la prueba, estará terminantemente prohibido adelantar al guía de cabeza.
Debido a las exigencias de Carreteras del Cabildo Insular de Tenerife, todos los participantes deberán entrar en pelotón al núcleo urbano de Candelaria. Para garantizar esta medida, se hará un reagrupamiento en el último avituallamiento del recorrido (plaza de Dimas Coello de Igueste). Desde aquí todos los participantes irán en un solo grupo hasta la Basílica de Candelaria, con un ritmo medio asequible para todos los participantes.
Con ‘grupo escoba’

Los corredores de los grupos rápidos que no sean capaces de llevar el ritmo establecido podrán descolgarse y unirse al grupo perseguidor. En la parte más alta del recorrido habrá una guagua que recogerá a aquellos corredores que no se sientan preparados para afrontar la última parte del trazado. Esta los llevará directamente a la meta.

El plazo de inscripción en esta iniciativa finaliza el 25 de enero y puede formalizarse en Gimnasio Municipal de La Victoria de Acentejo, Tiendas Base Deportes Salud, Deportes Elta (Güímar) y Procardio Fitness Club (Santa Cruz). La prueba intentará volver a ser un ejemplo de carrera diferente, en la que disfrutar de la compañía y del recorrido estará por encima de ninguna medalla ni de subir al podio al final de la carrera.