icod de los vinos

Acusan al secretario del PSOE local de bloquear los presupuestos

Fuentes de la Ejecutiva insular del PSOE de Icod de los Vinos acusan a su secretario, Manuel Ramón Luis Socas, de aliarse con el resto de grupos de la oposición para “bloquear” los presupuestos del Ayuntamiento, “erigiéndose en portavoz del grupo Socialista cuando no lo es y provocando la ruptura del grupo”.

“El secretario ha usurpado sus funciones sin tener en cuenta el trabajo realizado por la portavoz socialista, María del Cristo Luis, quien mantuvo negociaciones con el alcalde, Francis González, para intentar consensuar las cuentas. Otra cosa es que no se haya llegado a un acuerdo y por eso el grupo municipal Socialista decidió abstenerse, cosa que no acató Ramón Luis Socas, quien se alineó con la oposición porque sabía que su voto era indispensable”, dicen las mismas fuentes.

La aprobación de las cuentas municipales de este año es objeto de polémica desde hace varias semanas. En menos de siete días se celebraron dos plenos municipales con intentos frustrados dado que gobierno y oposición no lograron ponerse de acuerdo. Finalmente, ayer a primera hora, el alcalde se acogió a la excepcionalidad que le permite la Ley 27/2013 de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local y las aprobó en la Junta de Gobierno Local por importe de 18,5 millones de euros, incluyendo a las empresas públicas municipales.

Las citadas fuentes del PSOE añaden que la Ejecutiva local “no se pronunció ni tomó ningún acuerdo al respecto porque no es el órgano que debe decidir en los plenos ya que el grupo municipal tiene autonomía propia”.

Luis Socas envió un comunicado el martes en el que ponía de manifiesto las demandas del PSOE de acuerdo a las sugerencias que hizo la portavoz de su grupo, que tenían que ver con cuestiones de interés general y que según las mismas fuentes “fueron aceptadas, e incluso el alcalde se comprometió a añadir alguna que otra más”.

Los tres grupos de la oposición restantes, Partido Popular, Somos Icodenses y Ciudadanos confirman que su sospecha de “saltarse” el pleno finalmente se hizo realidad y le reprochan al alcalde el haberle negado al resto de la corporación su derecho a participar en un asunto de gran importancia para la ciudad.