tenerife

“Ahora toca un arduo proceso para recuperar un sinfín de derechos perdidos”

José García Gotera, en la sede del CSI-F en Santa Cruz. | SERGIO MÉNDEZ
José García Gotera, en la sede del CSI-F en Santa Cruz. | SERGIO MÉNDEZ

En época de crisis, un gabinete jurídico laboral se convierte en el gran refugio de los trabajadores ante los agravios que sufren en sus relaciones laborales por parte de los patronos y las empresas. Por tal motivo, el papel del abogado, además de los conocimientos jurídicos, tiene que disponer de las herramientas y recursos para humanizar esta relación. Por otro lado, el tiempo en el trabajo es un tercio del día, lo cual repercute en la vida personal y familiar del trabajador.

Ante esta realidad, el abogado, al margen de sus conocimientos jurídicos, tiene que atesorar una visión humana, convirtiéndose a la vez en un tutor de los avatares anímicos del trabajador. Por esa razón, la confianza que se genera entre las partes es el vínculo más poderoso para enfrentar los conflictos ante los tribunales. El secreto profesional que rige esta relación es el pilar que sostiene a la justicia.
Después de casi ocho años de profundo retroceso económico y social en España, así como de una profunda devaluación interna que ha supuesto importantes recortes de derechos económicos y sociales, aún no se vislumbran elementos que permitan aventurar una salida de esperanza a esta crisis.

Mientras tanto, Europa ha venido exigiendo más y más recortes. Más sacrificio a los españoles, motivando que todo este gran esfuerzo que han venido soportando las familias de rentas medias y bajas, así como los trabajadores. A la citada crisis económica, se une la de la involucración de la clase política y social (crisis político-social española). Familias sin trabajos, sin viviendas, abocadas al túnel de la oscuridad y la pobreza.

“La crisis económica ha provocado abusos, extralimitaciones y conflictos laborales”

Aquí es donde aparece la figura de los gabinetes jurídicos de los sindicatos. El sindicato CSI-F provincial tiene desde hace varios años un gabinete jurídico importante configurado por José García Gotera, Manuel Jesús Hernández Herrera, José Francisco Perera García y Nancy Dorta González. Un equipo humano de profesionales que son imprescindibles para la estructura del organigrama del sindicato CSI-F provincial; especialmente para sus afiliados.

EL PARO Y EL MIEDO
Para José García Gotera, abogado del gabinete jurídico del sindicato CSI-F provincial de Santa Cruz de Tenerife, los problemas con los que se han encontrado los trabajadores afectados por esta crisis económica están basados en “una tasa de paro que parecía no tocar fondo; la falta de crédito unido a una caída en picado del consumo que estrangula a muchas empresas; una reforma laboral que flexibiliza las relaciones de trabajo y da cobertura a despidos impensables y la falta de perspectivas de recuperación económica, que han propiciado extralimitaciones de los empresarios, abusos y conflictos laborales, frente a los que los trabajadores, por miedo, tardan en reaccionar, y cuando lo hacen, suele ser ya ante los tribunales”.

IMPOSICIONES
De la misma manera, el abogado argumenta que el problema “no solo son los despidos, los cuales ocupaban frecuentemente los titulares de los medios escritos. También son continuas las modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo, como la imposición de reducción de jornadas; cambios de turnos, jornadas flexibles; falsas sanciones para amedrentar al trabajador, atribución de funciones con la sobrecarga de trabajo que ello conlleva y, finalmente, la reducción de salarios”.

“Durante la actual crisis económica en España -agrega García Gotera-, las frecuencias de huelgas se han incrementado, pero sin embargo el número de participantes en ellas ha disminuido notablemente. Esto es un síntoma de creciente resistencia de los trabajadores, pero en un entorno en el que el movimiento obrero está debilitado desde un punto de vista organizativo, dando lugar a conflictos más pequeños, más localizados, menos coordinados”. El abogado José García Gotera concluye su análisis de la situación actual con la afirmación de que “ahora toca un arduo proceso para la recuperación de un sinfín de derechos perdidos que se han quedado por el camino de esta crisis económica y social”.
En esa tarea está centrado todo el gabinete jurídico del CSI-F.