sur

Los alcaldes del Sur reclaman más vigilancia en los accesos al Teide

Entrada al casco de Vilaflor, primer municipio en alertar sobre la ola de delincuencia. | DA
Entrada al casco de Vilaflor, primer municipio en alertar sobre la ola de delincuencia. | DA

Los ayuntamientos de Vilaflor, Granadilla de Abona, Arona, Adeje, Guía de Isora, San Miguel y Santiago del Teide pedirán conjuntamente, a través de mociones plenarias, un aumento de efectivos de la Guardia Civil ante el incremento de los robos en vehículos que sufren los turistas durante el trayecto desde estos municipios al Parque Nacional del Teide. Desde las pasadas Navidades se ha producido un notable aumento de los actos delictivos, sobre todo en lugares de parada más habituales, como el Pino Gordo de Vilaflor o los miradores de Boca de Tauce, La Montañita, Los Gigantes o Chío.

El procedimiento siempre es el mismo: los ladrones acechan en zonas próximas a los aparcamientos y en el momento en que los pasajeros abandonan el vehículo, generalmente para hacer alguna fotografía, rompen una de las lunas y se llevan los objetos de valor que pueda haber en su interior.

“Roban todos los días”, aseguró a este periódico la alcaldesa de Vilaflor, Agustina Beltrán, que advierte del clima de inseguridad que se está generando en los accesos a Las Cañadas y la repercusión negativa que produce sobre la imagen de la Isla, ya que la gran mayoría de las víctimas, por no decir su totalidad, son turistas. Beltrán, que ha enviado una carta a los alcaldes del Sur para que se sumen a esta demanda -todos han respondido afirmativamente-, plantea solicitar una reunión en el menor plazo posible con el delegado del Gobierno en Canarias, una vez que todos los ayuntamientos aprueben las mociones en los próximos plenos municipales en las que se insta a incrementar la vigilancia en estos parajes.

“Todos los días hay hurtos”, afirma Agustina Beltrán, mandataria de Vilaflor

“Por aquí pasan miles de personas a diario que suben al Teide y cuando viene una patrulla de la Guardia Civil por esta zona, los delincuentes actúan por la carretera de Santiago del Teide, y también ocurre al revés. Son grupos organizados y saben perfectamente cómo y dónde actuar por la escasez de efectivos de seguridad”, apunta la alcaldesa de Vilaflor. Agustina Beltrán advierte de otra circunstancia que complica aún más las cosas a los turistas que sufren algún robo. “Tienen que bajar hasta Las Américas para presentar denuncia porque por esta zona no hay dependencias. Al robo se le une hacer un largo recorrido para denunciar el hecho”, afirma. No obstante, la alcaldesa matiza que la inseguridad no afecta a las viviendas de la zona, donde no se han producido actos delictivos: “Solo a coches y aprovechando siempre el descuido de los turistas”.

GRANADILLA, PRIMERA CITA
El Ayuntamiento de Granadilla será el primero en aprobar una moción en línea con la propuesta planteada por la mandataria chasnera. En la misma, que lleva la firma del alcalde Jaime González Cejas, se propone la adhesión a la petición de la alcaldesa de Vilaflor y trasladar los motivos a la Guardia Civil, Subdelegación del Gobierno y Ministerio del Interior para que se aumente la plantilla de la Guardia Civil y se programe un plan específico que incremente la vigilancia en los trayectos a Las Cañadas del Teide y en las zonas de aparcamientos.

En la moción, que se debatirá el jueves, se indica que la situación representa un “grave problema de seguridad” y no solo hace referencia al robo en vehículos, sino a las “amenazas verbales a turistas, senderistas y visitantes, incrementando la sensación de inseguridad y afectando a la imagen de la Isla”.