Andrés Suárez: “En Tenerife me tratan mejor que en mi casa”

Andrés Suárez, en el parque García Sanabria de Santa Cruz. /Fran Pallero
Andrés Suárez, en el parque García Sanabria de Santa Cruz. /Fran Pallero

El cantautor gallego Andrés Suárez está de nuevo por Tenerife: este miércoles y el viernes actúa en el Paraninfo de la Universidad de La Laguna. “A este ritmo, mejor quedo a vivir aquí”, bromea. Es uno de los artistas que más seguidores mueve actualmente en la Isla. Prueba de ello, es la velocidad con la que se agotaron las entradas para la segunda de estas fechas. Para la de hoy, apenas quedan unas cientos de entradas.

Como gesto de agradecimiento, Suárez promete hacer dos espectáculos bien diferenciados, cada uno con su repertorio, en los que, además de canciones de su último disco, Mi pequeña historia, viejos éxitos y alguna versión, incluirá nuevas composiciones. “Quiero que la gente decida si estas canciones deben estar en mi futuro nuevo disco; ofrecerle al público participar en la elaboración de ese album que quiero que sea un discazo”.

Suárez, de 32 años, se confiesa encantado con poder actuar con tanta frecuencia en esta tierra. “Está claro que si vengo tanto a actuar aquí es por algo. Sé que estamos en fechas complicadas, acaba de terminar el Carnaval y es final de mes, pero lo cierto es que para el concierto del viernes las entradas se agotaron en apenas 12 días. Esto me pasa en muy pocos lugares. Estoy muy agradecido a Canarias y especial a Tenerife. Me tratan mejor que en mi propia casa, Galicia. De hecho”, añade, “me vine a la Isla a pasar la Navidad. Es una tierra a la que quiero muchísimo”.

La suya es una vida sin tregua, con seis discos ya en la mochila y en gira casi permanente. “Tocar me vuelve loco, me flipa. Es mi vida. Es la mejor droga, y mira que he probado algunas”, dice entre risas. El artista de Ferrol es consciente, no obstante, de la conveniencia de dosificarse, de parar un tiempo para que “ni el público ni yo nos quememos”. Ya tiene elegida fecha para ello, a partir del 4 noviembre, tras un último concierto en Madrid. “Será un hasta luego, ya me pasaré unos buenos meses sin tocar. Quiero que el próximo sea el mejor disco de mi vida y, para ello, debo frenar. Para hacer un discazo, como dice Serrat, hay que hacer 50 canciones malas antes de que te salga una buena”. Antes de que llegue esa pausa, Andrés Suárez quiere volver a Tenerife, quizás el próximo verano, y ofrecer su primer concierto con banda en la Isla. “Tengo unos músicos brutales, con los que he girado por toda la Península, y me encantaría poderlos traer a Tenerife”.

Reconoce el “gran momento” que vive la canción de autor en España, algo que, por otro lado, considera “lo más lógico”. “Tenemos la canción de autor más poderosa del mundo. Parecía que, después del boom de los 90 con Pedro Guerra, Ismael Serrano, Javier Alvarez y otros tantos, este género había desaparecido. Desaparecieron de los medios, pero no de los bares, el mejor lugar posible. Hoy seguimos con una cantera muy poderosa”. El gallego prefiere para sí la definición de artesano antes que la de artista. “El artista es un pavo altivo, rodeado de focos de colores y un coche esperándole en la puerta. Yo vengo de tocar en el metro de Madrid. No me considero diferente a un ferretero o a un periodista. Solo soy una persona con una sensibilidad determinada que se dedica a contar historias. Aprendí mucho tocando en la calle y me niego a despegarme de esa humildad”.