Una auditoría a Promotur detecta irregularidades en contrataciones

Promotur se encarga de la promoción de Canarias (en la imagen, un estand en una feria de turismo). / DA
Promotur se encarga de la promoción de Canarias (en la imagen, un estand en una feria de turismo). / DA

La Audiencia de Cuentas de Canarias ha detectado irregularidades en diversos expedientes de contratación de Promotur Turismo de Canarias, empresa del Gobierno autonómico, entre los años 2007 y 2011, según expone en un informe cuyo debate figura incluido en el orden del día de la Comisión de Hacienda y Presupuesros del Parlamento regional.

En las conclusiones referidas a ese periodo, destaca la advertencia de posibles indicios de responsabilidad contable en el fraccionamiento de siete contratos menores, por un total 126.000 euros, con un mismo equipo de la Universidad Complutense de Madrid, para asesorar en la valoración de las ofertas para otras tantas campañas promocionales de Canarias en seis países extranjeros y el mercado español.

En este caso, la Audiencia deja en manos del Tribunal de Cuentas determinar si los entonces gestores de la empresa pública incurrieron en tal responsabilidad con fondos públicos.

El órgano auditor de la Comunidad Autónoma considera que estos contratos de consultoría con el citado equipo universitario, a razón de 18.000 euros cada uno, podrían haberse adjudicado en un único procedimiento que garantizara la publicidad y la concurrencia de otras ofertas, para no incurrir en la prohibición que establece la Ley de Contratos del Sector Público. Pero se adjudicaron de forma directa, al no superarse la cuantía límite legal que se establece para esta forma de contratar.

De ahí que, pese a las alegaciones formuladas por Promotur en cuanto a que se trataba de prestaciones diferenciadas y la necesidad de especialización en el objeto de cada asesoramiento, lo cierto es que la Audiencia de Cuentas no da por buenas estas explicaciones.

En primer lugar, porque la Complutense “aplicó la misma metodología” para la valoración de las ofertas presentadas para cada una de las siete campañas promocionales. Y en segundo lugar, porque, como argumenta el órgano auditor, en 2009 fue la propia Promotur la que licitó todas las campañas citadas de forma conjunta, y no por separado. Ello “demuestra que esta contratación compartía en 2008 una misma identidad objetiva y causal, por lo que no existe la especialidad argumentada por la empresa pública”.

La citada Universidad valoró las ofertas de las campañas promocionales de Promotur dirigidas al mercado español; Países Nórdicos; Italia; Países Bajos, Austria y Suiza; Reino Unido, Alemania y Polonia, si bien los auditores públicos dejan claro que en las adjudicaciones de las campañas no se quebrantaron los principios de publicidad y concurrencia.

En el informe se señala también que “no consta, para la mayoría de los contratos, memoria justificativa en la que se concreten las necesidad que pretenden cubrir y la idoneidad de su contenido obligacional para atenderlas, ni acuerdo del órgano de contratación que haga expresa mención a lo anterior”, pese a ser un requisito obligatorio por la Ley de Contratos del Sector Público .

En los contratos tramitados por urgencia, tampoco esta se motiva, lo que, a juicio de los auditores, contraviene la ley en las contrataciones sujetas a regulación armonizada. También ve irregular la Audiencia el que las fechas de las adendas que incorporan los modificados coinciden con la fecha de formalización del contrato, “lo cual, además de denotar una planificación inadecuada, evidencia que el precio en el momento de la formalización del contrato superaba al de licitación, pudiendo contravenir los principios legales de publicidad, transparencia, igualdad y no discriminación”.

69,4 millones en promocionar Canarias sin evaluar su “eficiencia”

Entre las recomendaciones que da la Audiencia de Cuentas a Promotur, tras analizar el periodo 2007-2011, figura la de definir los objetivos e indicadores con que hacer un seguimiento efectivo de las actividades de esta empresa pública y poder así evaluar la “eficiencia” alcanzada en su fin promocional, es decir, posicionar a Canarias como destino turístico.
Objetivos que, según el órgano auditor, deben constar tanto en las memorias explicativas incluidas en los presupuestos de la Comunidad Autónoma como en el informe económico-financiero indicativo de la actividad ejecutada. Una deficiencia que, observa la Audiencia, no ha sido corregida en los presupuestos autonómicos de 2016, ni tampoco en la última cuenta anual aprobada por Promotur, a la fecha del informe, la ¡ del ejercicio de 2014.
Entre 2007 y 2011, Promotur formalizó 177 contratos vinculados a su actividad de promoción de Canarias, por un total de 69,4 millones de euros. De ellos, 32 contratos fueron menores, al ser la cuantía inferior a 18.000 euros. En la facturación por adjudicatarios, la Audiencia de Cuentas detalla los que superan el millón de euros: DDB Madrid (19,94 millones), Juan José Fuentes Tabares (7,12), Media Plannig Group (4,05), Grupo de Comunicación Publicitaria (3,8), Blue Marketing Events (3,4), Omnicom Media Group (2,9), Mediaedge Cía (2,8), OM Espacios de Identidad (2,5), M-6 Grupo Empresarial de Proyectos (2,2), Google (1,79), Activ Leisure Projects (1,73), Equipo 63 Design Consulting (1,18), Grupo Marva (1.08) y Servis Complet (1,05).