Arafo

Batida a los baches

Uno de los caminos asfaltados / DA
Uno de los caminos asfaltados / DA

Cuando se habla o escribe de asfalto casi siempre lo que nos viene a la cabeza son nuevas carreteras y, consecuentemente, acabando con parajes vírgenes. Pero en este caso no es así y el Ayuntamiento de Arafo lejos de abrir nuevas vías ha dedicado una parte de su presupuesto a mejorar calzadas que ya tiene, pero que presentan un elevado grado de deterioro debido al paso de los años.
De hecho, para desarrollar dicha actuación se ha destinado alrededor de 79.000 euros para proceder al acondicionamiento de algunas de sus vías de titularidad municipal, trabajos que han comenzado por el camino El Melosar, vía que conecta el casco urbano con el vecino pueblo de Güímar, concretamente con el barrio de Fátima.
“La intención que tenemos es que las actuaciones, que han empezado recientemente, continúen por otros puntos del municipio en las próximas semanas, como en las previstas en la calle Nuestra Señora de Candelaria y el camino Las Toscas, dado que el conjunto de calzadas que han sido elegidas para esta primera fase presentan un alto nivel de deterioro desde hace tiempo”, señala el alcalde, José Juan Lemes.
Con los trabajos, que está ejecutando Traysesa “también cumplimos con las exigencias que nos habían planteado los vecinos de las zonas más afectadas, ya que transitar por estas calzadas era incómodo y molesto”, reconoce el presidente de la Corporación local, quien expresa que “ vamos a reasfaltar unos 2,5 kilómetros”.
Además, la iniciativa, de la que ya estamos planificando nuevas actuaciones, no solo repercutirá en un incremento de la seguridad vial, sino que favorecerá la recuperación agrícola porque algunas de las vías que están siendo objeto de acondicionamiento pasan cerca de terrenos dedicados al cultivo y, por tanto, muchos vecinos podrán volver a sembrar sus campos.
“Arafo es un pueblo agrícola y queremos mantener esta singularidad, por lo que los arreglos de determinados caminos nos permitirán mantener esta seña de identidad”, afirma con satisfacción Lemes, quien destaca que “en este compromiso contamos con la implicación del propio Cabildo de Tenerife, que desde hace algunos meses procede al acondicionamiento del camino Cosme”.

Solo con dinero municipal

Las actuaciones que se impulsan en materia de mejora vial con dinero exclusivo del ayuntamiento es otro síntoma más de que la economía municipal se está saneando, “logro que ha sido con el esfuerzo de todos, tanto de nuestros vecinos como del trabajo del personal del consistorio, así como de la contención del gasto llevada a cabo por los concejales del gobierno”, manifiesta el mandatario.

El ahorro de los últimos cuatro años, “después de un gran agobio económico, nos permite dar alguna alegría a nuestros ciudadanos y los trabajos de reasfaltado es una de las mismas, pero no será la única en este mandato”, indica.

En materia de seguridad vial todo el trabajo que se desarrolle se antoja insuficiente y, por ello, el alcalde arafero destaca que las mejoras actuales son solo una fase y la intención es seguir comprometiendo más dinero para este fin.

Además, afirma que mantendrá reuniones con responsables políticos del Cabildo de Tenerife y del propio Gobierno regional para que se impliquen y financien obras de este tipo en otros puntos del municipio arafero.