Super Bowl 2016

Los Broncos se imponen a los Panthers en la Super Bowl gracias a su defensa

El quarterback de los Denver Broncos, Peyton Manning, con el trofeo Vince Lombardi. / REUTERS FOTOS: REUTERS FOTO: REUTERS FOTO: REUTERS Beyonce, Chris Martin y Bruno Mars, en el show del intermedio. / REUTERS Lady Gaga fue la encargada de cantar el himno estadounidense al inicio del encuentro. / REUTERS FOTO: REUTERS FOTO: REUTERS FOTO: REUTERS FOTO: REUTERS
<
>
Lady Gaga fue la encargada de cantar el himno estadounidense al inicio del encuentro. / REUTERS

Denver Broncos consiguió este domingo su tercer trofeo Vince Lombardi al conquistar de una forma un tanto inesperada la edición 50 de la Super Bowl, la gran final del fútbol americano estadounidense que se disputó en el estadio Levi’s de Santa Clara, California, al batir claramente por 24-10 a Carolina Panthers gracias a otra estelar actuación de su defensa.

16 años después, los Broncos volvieron a saborear la gloria y lo hicieron cumpliendo a la perfección las premisas que les habían llevado hasta San Francisco. Una férrea defensa había sido su seña de identidad y fue la que le sirvió para anular al mejor equipo de la temporada, que sólo había encajado una derrota y había mostrado un demoledor ataque.

El plan de Gary Kubiak para minimizar a Cam Newton, el estelar ‘quarterback’ de los de Ron Rivera, salió perfecto. El mejor jugador del año vivió una noche desconocida para él en esta campaña, donde su portentoso físico había arrollado a rivales. Pero Vonn Miller, elegido ‘MVP’ del partido, DeMarcus Ware y compañía le cerraron todos los caminos y desde ahí la franquicia de Colorado labró su triunfo. De hecho, su primer ‘touchdown’ fue producto de una acción defensiva, y el segundo, que sentenció, gracias a una pérdida del ‘quarterback’ rival.

Newton no brilló como se esperaba y Peyton Manning tampoco, como sí se esperaba. A sus 39 años, el ‘quarterback’ de los Broncos ganó su segunda Super Bowl, la primera con Denver tras la ganada con los Colts en 2007, pero, como en toda la temporada, su impacto en el juego fue ínfimo, y aunque no confirmó tras el partido su adiós, todo hace indicar que este partido podría ser la despedida de uno de los mejores de la historia de este deporte.

La primera parte plasmó el guión deseado por Denver, que mostró el por qué su defensa ha sido la mejor del campeonato y que elevó su nivel para esmerarse en convertir el partido en una ‘pesadilla’ a Newton. Sin embargo, también demostró que su ataque no era muy efectivo y Manning, salvo en el primer ‘drive’, saldado con un ‘field-goal’ (3-0), confirmó su mal momento Pero, como él mismo había advertido, su defensa le hizo el ‘trabajo’ y una gran acción de Miller provocó la pérdida de Newton al lado de su ‘end zone’ para el primer ‘touchdown’ (Jackson).

Los de Gary Kubiak no dejaban que los Panthers impusiesen su ataque, controlando bien a Newton y a Greg Olsen, desaparecido todo el partido, y Jonathan Stewart. Carolina se encontraba en una situación extraña ya que después de haber arrollado a los Seahwaks y Cardinals en el primer tiempo para llegar a esta Super Bowl, le costaba un mundo ganar yardas, hasta que Newton despertó en el segundo cuarto.

En el inicio de este periodo, el mariscal de campo de los Panthers corrió yardas y acertó por fin en un lanzamiento que dio a los suyos la primera oportunidad de ‘touchdown’ que no desaprovechó de forma acrobática Stewart para apretar el marcador (10-7).

A partir de ahí, las defensas continuaron mandando, aunque los Broncos desaprovecharon un retorno récord de Norwood para haber anotado su segundo ‘touchdown’, limitándose a otro ‘field-goal’ (13-7), mientras que Carolina tampoco sacó buen partido a su primera intercepción sobre Manning, con la defensa de los Campeones de la Conferencia Americana placando de nuevo a Newton.

Carolina se vuelve a estrellar tras el descanso

Tras el ‘show’ del descanso, protagonizado por la banda Coldplay, Beyoncé y Bruno Mars, se reanudó la acción y no trajo buenas noticias para los Panthers, que fallaron un ‘field-goal’, encajaron otro (16-7), pese a que los Broncos podrían haber hecho más daño, y Cam Newton sufrió su primera intercepción en una noche que comenzaba a ser pesadilla.

Los de Ron Rivera fueron incapaces de anotar en estos 15 minutos y arrancaron los últimos en el Levi’s Stadium obligados a encontrar la llave para abrir la defensa de los campeones de la Conferencia Americana. Una pérdida de Manning sólo pudo ser transformada en un ‘field-goal’ para apretar un tanto el marcador (16-10).

Como ante los Patriots, Denver fue desaprovechando ataques, pero Newton no pudo deshacerse de la defensa como logró por momentos Tom Brady. No era su día y, maniatado por Vonn Miller, sufrió otra pérdida en los compases decisivos que dejó a los Broncos con el partido en su mano. Los de Kubiak no perdonaron en esta ocasión y Anderson logró el ‘touchdown’ que sentenció el partido.