POLÍTICA

El cabeza de lista de UPyD por Santa Cruz de Tenerife también se va del partido

Miguel del Pino, cabeza de lista de UPyD al Congreso por Santa Cruz de Tenerife en las elecciones del 20 de diciembre. / DAA pesar de que renovó el panorama político español con el color vivo de la regeneración, el magenta de UPyD se ha disuelto entre el naranja de Ciudadanos y el morado de Podemos. Este lunes, la fundadora de Unión Progreso y Democracia, Rosa Díez, comunicó que dejaba el partido en “coherencia” con su convicción de que debería desaparecer para, “cuando lleguen nuevos tiempos, reivindicar y alumbrar un nuevo proyecto”. Junto a ella hicieron lo propio el último candidato a la presidencia del Gobierno, Andrés Herzog, y el exdiputado  Carlos Martínez Gorriarán. El primero había dimitido como líder de UPyD a mediados de enero. Posteriormente causó baja el cabeza de lista por la provincia de Santa Cruz de Tenerife en las elecciones del 20 de diciembre, Miguel del Pino.  Cuando Herzog tomó el relevo de Díez, el coordinador regional, José Luis García Morera, dio el salto y su vacante la ocupó Antonio de la Guardia, de La Laguna. El presidente de la gestora nacional, Gorka Maneiro, no  suelta la brocha aunque le hayan quitado el cubo y ya pinte poco o nada en un cuadro clínico plano. El de Canarias tampoco baja la guardia. “En febrero tenemos el congreso”, enfatiza. Fuentes de la periferia del núcleo dirigente de UPyD en las Islas reconocen que se ha perdido “capacidad de influencia”.