güímar< el futuro de los barrancos

El Cabildo duda de la solvencia de los inversores

El Cabildo pone en duda la fiabilidad y solvencia de los grupos empresariales que los populares tanto defienden como garantía de desarrollo en la zona de los barrancos de Güímar, señalan desde el grupo de gobierno insular. La decisión de sacar a la venta a través de una web 30.000 acciones para financiar el proyecto Mimiland, junto con la solicitud al Cabildo por parte de otro grupo de inversores para que avalara financieramente y se comprometiera a respaldar económicamente otro proyecto previsto en la zona, ha hecho dudar a la Corporación insular de la solvencia y seriedad de estas actuaciones, tal y como se trasladó al propio Ayuntamiento.

Estos hechos se agravan ahora, según el Ejecutivo insular, con la oposición del PP a una ley que pretende proteger y restaurar los barrancos, impulsando un desarrollo sostenible en la zona y que ha promovido la Corporación con el apoyo de todos los grupos en la sesión plenaria celebrada en julio. La Corporación insular apuesta así “por inversores fiables y con solvencia económica capaces de llevar a cabo iniciativas sostenibles en zonas apropiadas para el desarrollo turístico en el municipio -compatible con las actividades agropecuarias que en este ámbito se vienen desarrollando y apostando por la desaparición definitiva de las actividades mineras-, pero no a costa de seguir degradando una zona ya esquilmada”. De ese modo, indican que el Cabildo “seguirá trabajando para que en Güímar no se sigan extrayendo áridos, algo que el propio presidente de los populares tinerfeños, Manuel Domínguez, reconoce en sus últimas declaraciones cuando afirma que mientras no exista una ley se puede seguir extrayendo, posicionándose así junto a los propios areneros”.

Los barrancos de Güímar quedarán definitivamente protegidos solo a través de la ley, subraya el Gobierno insular, “que es en estos momentos la única vía posible para evitar que se puedan repetir extracciones”. El Cabildo lleva ocho años analizando todas las opciones para asegurar este ámbito y los técnicos han descartado que con la modificación del PIOT se preserve el territorio. Es más, según indican, concluyeron “que esto solo es posible a través de una ley como la que estamos promoviendo”.