CARNAVAL 2016

Asistencia récord en el primer Carnaval de Día

Carnaval de Día 2016./ ANDRÉS GUTIÉRREZ Carnaval de Día 2016./ ANDRÉS GUTIÉRREZ Carnaval de Día 2016./ ANDRÉS GUTIÉRREZ Carnaval de Día 2016./ ANDRÉS GUTIÉRREZ Carnaval de Día 2016./ ANDRÉS GUTIÉRREZ
<
>
Carnaval de Día 2016./ ANDRÉS GUTIÉRREZ

Mientras la fauna nocturna dormía, la diurna se apoderó de la calle para disfrutar de la primera de las dos jornadas de Carnaval de Día que este año tiene la fiesta chicharrera. Una peluca, un tutú o una simple sonrisa sirvieron de complemento carnavalero para integrarse entre las cerca de 190.000 de personas que calcular la organización se acercaron a Santa Cruz durante todo el día de ayer. Los escenarios de la plaza de La Candelaria, de la del Príncipe y de la avenida de Anaga, congregaron a los más carnavaleros en torno a la música en directo. Las parejas acompañadas de niños y los jóvenes quinceañeros se han convertido en los protagonistas de este evento diurno. Ayer los adolescentes disfrazados eran mayoría, más incluso que los papás que se conformaban con poder pintar a los más pequeños que disfrutaban del ambiente entre la sorpresa y la excitación. Precisamente la afluencia de niños ha llevado al Ayuntamiento a poner en marcha el reparto de pulseras identificativas entre los niños para, en caso de que se pierdan entre el gentío, se les pueda localizar con facilidad. La Agrupación de Voluntarios de Protección Civil fue la encargada de repartir estas 3.000 pulseras en las que figuran los datos de contacto de los progenitores o responsables de los menores.

La NiFú-NiFá abrió la jornada del domingo con su tradicional concierto en la plaza del Príncipe, emplazamiento en el que también actuaron Los Fregolinos. A partir de la una de la tarde comenzaron las actuaciones en directo con los más de 40 artistas que ayer se dieron cita en las plataformas instaladas por el Ayuntamiento. Moverse en torno a los escenarios era lo más complicado pero en las calles aledañas ya era más fácil la circulación. David de María y Carlos Baute fueron los dos artistas que más gente congregaron en sus actuaciones en la plaza de la Candelaria, donde realmente se concentró la mayor parte de público que ayer se citó en la capital. Los establecimientos de restauración también disfrutaron de un día único, lugares como La Garriga, ofrecía colas interminables para hacerse con un bocadillo y en casi todos los locales las mesas estaban llenas. También los comercios contaron con algunos atrevidos que abrieron sus puertas para aprovechar la afluencia de gente, aunque fueron muy pocos los que lo hicieron.

Los más valientes empataron los bailes multitudinarios de la noche del sábado con la mañana de un domingo soleado. Según los datos del Ayuntamiento, durante la noche del sábado, que cifró en decenas de miles a los carnavaleros que participaron en los bailes, se atendió a 126 pesonas en el Hospital del Carnaval. Al tiempo, más de un millar de efectivos policiales y sanitarios se ocuparon de mantener la seguridad y asistir a todos aquellos que sufrieron algún percance. Como es habitual, las intoxicaciones etílicas supusieron el 55% de las atenciones, aunque una vez más el clima de convivencia y diversión fue la nota predominante. Este dispositivo de coordinación y asistencia se encuentra en la plaza General Gutiérrez Mellado, junto a la sede de la Presidencia del Gobierno de Canarias. La necesidad de realizar pruebas radiológicas u otros tratamientos especializados en centros hospitalarios precisó el traslado de cuatro personas por caídas y dos por dolencias derivadas de agresiones. Otras dos fueron evacuadas para su evaluación por intoxicaciones por alcohol y drogas.

ATENCIONES
Motivado por el consumo de sustancias estupefacientes fueron tratados en el Hospital del Carnaval 15 adultos; en cuanto a los heridos por diversas caídas leves se asistió a nueve mayores de edad. En esta ocasión, los afectados por agresiones fueron siete personas, aunque ninguna de gravedad. Del total de atendidos, 18 fueron menores de edad, 14 de ellos por intoxicación etílica y tan sólo uno tras consumir sustancias estupefacientes. El equipo de atención específico para los más jóvenes identificó a los menores y avisó a sus padres.